Connect with us

Así será la primer ciudad flotante del mundo

Avatar

Publicado

el

Oceanix City apunta a ser la próxima maravilla moderna de la humanidad. Se trata de una ciudad flotante en medio del mar, lo cual parece sacado de las películas de ficción, pero que busca atender dos grandes problemas: el calentamiento global y sus efectos, así como la sobrepoblación.

El tremendo proyecto será realidad gracias a la alianza entre el gobierno de Corea del Sur, la empresa constructora Oceanix y la Organización de Naciones Unidas (ONU), quienes advierten que este no será un proyecto de lujo como otros que existen en el mundo.

Esta maravillosa ciudad flotante, cuya construcción ya arrancó, estará conformada por un total de 36 islas y en ella se prevé que vivan 10 mil personas.

Corea del Sur le apuesta al futuro

Según lo dio a conocer la ONU, la idea a futuro es replicar este prototipo de islas para que estén ubicadas a dos kilómetros de las ciudades costeras.

Para esto harán este diseño en la ciudad de Busán, un puerto que en los últimos años se ha visto afectado por el crecimiento de la marea y fuertes ciclones del Pacífico producidos por el calentamiento global. El 50% de la población mundial será golpeada por estos desastres.

Autosuficiente en alimentación

Para asegurar la alimentación, a nivel submarino cada isla tendrá unos criaderos de especies animales y vegetales comestibles.

Además, en las islas habrán granjas comunitarias con el objeto de que tanto los alimentos, como los servicios de educación y otros sean gratuitos.

Base en rocas que flotan

Las islas se construirán sobre plataformas hexagonales, este diseño permitirá reducir el uso excesivo de materiales para mantener a flote las estructuras.

Estas bases están hechas con ‘biorock’, un grupo de minerales del mar que al entrar el contacto con la electricidad se endurecen, pero crean bolsas de aire para flotar.

A prueba de desastres

La ciudadela estará construida 100% con materiales no contaminantes. El bambú reemplazará el acero y el concreto, brindando la misma dureza; igualmente, los techos de todas las edificaciones tendrán paneles solares con los cuales se generará la energía que cada edificación requiera.

No solo eso: las edificaciones serán de menos de siete pisos para evitar el colapso por fuertes vientos, lo que generará un equilibrio gravitacional para hacerle frente a olas producidas por tsunamis.

¡Contaminación cero!

En esta ciudad no circularán carros, camiones, lanchas ni otros vehículos contaminantes.

Los desechos serán arrojados a un tubo que conecta a un depósito para la clasificación y reciclaje de basuras.