Connect with us

Así pasó

El drama de una familia amenazada por el pago de una extorsión

Avatar

Publicado

el

La familia de Angie, una estudiante de enfermería a quien protegemos sus apellidos, se encuentra totalmente separada y asustada debido a las amenazas por extorsión de las que han sido víctimas durante todo el mes de diciembre por cuenta de unos temibles sujetos que se han identificado como integrantes del Eln.

La mujer entregó ayer su relato a Q’HUBO con el fin de dar a conocer el drama de su familia, ya que esto ha desencadenado una serie de amenazas y la disolución de su hogar en las últimas horas, pues la Fiscalía no les dio medida de protección, según aseguró la mujer.

El esposo de Angie es un contratista de obras civiles quien desde hace varios años ha realizado contratos para la construcción de vías de la capital y otras regiones como Arauca. La pesadilla comenzó cuando en uno de sus negocios, esta banda comenzó a cobrarle ‘vacunas’ por una supuesta seguridad que prestaban, llegando hasta Bogotá para realizar los cobros.

A pesar de que la familia pagó las primeras extorsiones en los últimos tres años, los bandidos siguieron cobrando hasta que este mes por poco acaban con la vida de Angie. Su esposo salió del país porque está amenazado de muerte. La banda les está pidiendo 20 millones de pesos que ellos no pueden pagar.

Extorsión en Puerta al Llano

La primer señal de alerta grave sucedió el primer fin de semana de diciembre cuando a Angie la abordaron dos sujetos y la golpearon fuertemente en el rostro en la localidad de Usme.

“Yo estudio enfermería y llegué a eso de las 8:00 de la noche al barrio Puerta al Llano, me bajé del Sitp cuando de una moto en la que iban dos sujetos se bajó uno, me abordó, me tomó del cuello y me arrinconó contra un barranco y me preguntó ‘¿dónde está su esposo?’ Yo pensé que me iba a robar pero me seguía preguntando lo mismo y yo no le quería decir. En ese momento me empezó a dar puños en la cara diciéndome que le dijera a mi esposo que ellos necesitaban la plata, que la organización lo estaba necesitando. Yo lo único que hacía era taparme la cara. Dijeron que hacían parte del Eln”, narró ayer la mujer.

Luego el de la moto se bajó y sacó una pistola, me gritó que me iba a matar para no tener que cobrar más, yo solo lloraba y pensaba en que ahí había acabado todo. Incluso hizo dos disparos en los pies pero ninguno me dio, lo hacían para asustarme. Lo último que me dijeron fue: ‘la deuda no muere hasta que el deudor no muera’, y me tiraron del barranco y se fueron”, añadió asustada.

Pero además de esta agresión física y verbal, los maleantes no han dejado de enviarles mensajes cuyo fin es infundir el temor entre la familia. Uno de estos mensajes, entregado en los últimos días, dice “dónde está nuestro aporte de diciembre o ¿necesita otra muestra de cómo cobramos? Muy bonita familia tiene usted sapa hijue…”. Según la estudiante de enfermería “nos dieron el ultimátum de que teníamos que pagarles los 20 millones hasta fin de este año”.

Ante este panorama, Angie interpuso las denuncias ante el Gaula y la Fiscalía, pero según ella “realmente ellos no pueden darnos ninguna protección porque nosotros no somos personas de rango político y son a los únicos que se les brinda protección, eso fue lo que nos dijeron en ambas organizaciones”.

Las autoridades, entre tanto, ya tienen conocimiento de esta denuncia y se encuentran tras la pista de la red delictiva que organizó toda esta extorsión. Hasta el momento las investigaciones siguen su curso mientras la familia pasa sus días de Navidad separados.

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad