Lunes, 17 Junio 2024

TransMilenio está cambiando, planea tu viaje aquí

Las prodigiosas notas del acordeón de Juan David Atencia
Fotos: Cortesía
0
(0)

Por la mente de Juan David Atencia deambulan las más sublimes imágenes mentales a las cuales no cualquier persona tiene el privilegio de contemplar. 

Con toda y la imposibilidad de ver a través de sus ojos, Juan David ha aprendido a sus 23 años a conocer el mundo mediante el color que el sonido de su acordeón le transmite a sus oídos. Sus manos, además, han fungido como una extensión idónea para sentir cada fibra de cada átomo que compone los botones de su acordeón.

Y con ese sutil contorneo de sus manos alrededor de tan mítico instrumento, es que Juan David ha podido conocer el mundo, tan pequeño y tan inmenso como el universo que compone el fuelle de su acordeón. 

Oriundo del departamento del Magdalena, en donde creció en medio de sabanales y los animales de la finca en la que trabajaba su abuelo, Juan David ha logrado consagrarse con los años en una de las promesas del folclor vallenato con más proyección musical de su generación y quien se encuentra a escasos días de debutar en el Festival de la Leyenda Vallenata como acordeonero profesional, en busca de esa tan ansiada corona que otros grandes como Colacho Mendoza y Luis Enrique Martínez han ostentado. 

De la naturaleza emergió su talento

Las prodigiosas notas del acordeón de Juan David Atencia Por la mente de Juan David Atencia deambulan las más sublimes imágenes mentales a las cuales no cualquier persona tiene el privilegio de contemplar. 
Además del  acordeón, Juan David Atencia sabe tocar el piano, el tambor y canta. Fotos: Cortesía

Alejado del bullicio acrecentado en cualquier gran urbe de la costa caribe, y también de sus padres, quienes por motivos de trabajo no podían cuidarlo, Juan David Atencia creció en una finca del departamento del Magdalena, en donde su abuelo trabajaba como capataz.

Allí, el menor de cuatro hermanos, compensaba la falta de visión con la que había nacido con un agudo oído musical que le permitía escuchar cada bruñido emitido por las vacas, afluentes y demás seres vivos en aquella hacienda. Tal sensibilidad, como era de esperarse, no podía aguardar pasiva en la cabeza de Juan David, quien a su corta edad de 3 años comenzó a responder a aquellos sonidos con el leve suplido que sus jóvenes pulmones emitían por su boca. 

Un potencial descubierto a tiempo

Al ver la destreza con la cual el pequeño Juan David imitaba los sonidos de la naturaleza con su voz, e incluso intentaba recrearlos con el golpeo de sus pequeñas manos en cualquier superficie que se le atravesara, el dueño de la finca en donde trabajaba su abuelo descubrió, como aquel cazador que capta el millar de las aves que persigue, que Juan David tenía un talento innato para tocar el genero de Francisco el Hombre: el vallenato.

De esta manera, el hombre le regaló a Atencia un pequeño tambor envuelto en cuero de Chivo mediante el cual nuestro joven juglar se familiarizó y aprendió a tocar un instrumento como tal. 

Encuentro de fantasía con el acordeón

Su abuelo, cuando ya Juan David tenía 5 años, consiguió un mejor trabajo en una finca de la zona rural de Valledupar, cuna de juglares y poetas avezados que con su sudor y experiencia construyeron la historia del vallenato en las lides de esta ciudad, cuna mundial de este genero.

Una vez llegó a este nuevo recinto, las dotes musicales de Juan David hicieron que el nuevo patrón de su papá lo llevara a la escuela del ‘Turco Gil’, leyenda del folclor que es reconocido por germinar y madurar los mejores talentos del vallenato.

Las prodigiosas notas del acordeón de Juan David Atencia Por la mente de Juan David Atencia deambulan las más sublimes imágenes mentales a las cuales no cualquier persona tiene el privilegio de contemplar. 
Juan David Atencia nació con una discapacidad en su visión. Foto: Cortesía.

Fiel a su reputación como gran descubridor de talentos, el ‘Turco’ supo de inmediato que si seguía enseñándole a Juan David a tocar tambor solo iba a peder su tiempo, por lo cual se saltó cualquier clase de preámbulo y empezó de inmediato a digitar los botones que componen los bajos y pitos del acordeón.

Rumbo a la leyenda

18 años después de conocer al acordeón, realizar giras por más de 8 países, ganar el premio a la canción inédita del Festival Vallenato, y de soprender a los oidos amantes del floclor con las fieras notas que logra sacarle al fuelle de su acrodeón, Juan David Atencia se prepara para participar por primera vez en su vida en el concurso de profesionales del Festival, en donde deberá vatirce con otras destrezas del folfor por competir por la corona del Rey del Vallenato. 

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí

¿Qué tal le pareció este contenido?

¡Haga clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sea el primero en puntuar este contenido.

Temas relacionados

RECIENTES
WEB STORIES

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.

Abrir chat
Q'hubo veci
Q'hubo veci
La exitosa vida de Ómar Geles El Bogotazo 10 camisetas de Colombia que marcaron su historia. #ZonaRosa Los amantes de la serie animada #DragonBallZ están de luto, tras conocerse la muerte de su creador, Akira Toriyama. Le contamos algunos datos curiosos de su carrera y del programa de ánime que alegró la infancia de varias generaciones. LA LUCHA DE LAS MUJERES Datos curiosos de Gabriel García Márquez Los criollos también jugamos rugby 20 DE FEBRERO DÍA DEL GATO Miércoles de ceniza