Jueves, 30 Marzo 2023

Niña en Ciudad Bolívar se suicidó por bullying en el colegio

Hay conmoción en Bogotá tras la muerte de una menor de 14 años que se quitó la vida en Ciudad Bolívar, porque le hacían bullying en el colegio.

Según el dramático testimonio de Yuli Marroquín, madre de Lizeth Yesenia Remicio, a Noticias Caracol, la institución educativa no activó los protocolos en estos casos a tiempo, y hoy quiere contar lo que ocurrió con su hija para que los padres estén más pendientes y las entidades actúen en el momento que se reportan estos casos.

“Dos meses antes del suceso, la niña empezó una serie de cambios de comportamientos que no era normal. A ella le gustaba bailar mucho, le gustaba el grupo K-pop de BTS y ella hacía sus coreografías, de un momento a otro dejó de hacer eso y empezó a dormir demasiado, la vi demasiado triste, y empezamos a indagar con el papá qué había pasado”, contó Yuli Marroquín.

Según cuenta Yuli, su hija nunca les dijo qué era lo que le estaba ocurriendo, simplemente les manifestó que quería salirse del colegio, que la cambiarán de jornada, pero que la ayudaran.

Lea aquí: Autoridades buscan a mujer que se fugó de la cárcel El Buen Pastor

Angustiada por el comportamiento de su hija, quien además le había manifestado que quería suicidarse, Yuli acudió al colegio Argentina, donde según dice habló con la coordinadora sobre el caso, pero esta simplemente se limitó a decirle que “ellos no podían hacer nada porque no eran un centro de salud, y que debía llevarla por urgencias, además que debía esperar el conducto regular dentro del colegio”.

Lastimosamente, la menor se quitó la vida antes que el dichoso conducto se activara, incluso estando en el funeral de su hija, Yuli recibió la llamada donde le decían que iban a activar el protocolo para atender el caso de la niña.

A pesar de haber buscado otras alternativas para ayudar a su adorada hija, la madre se encontró con trabas y demoras para la atención.

“Al ver la negativa del colegio, empiezo a buscar campañas, doy con la línea 106, esta línea me informa que debo estar tranquila y que debo iniciar una conversación con mi hija. Seis días después llega una psicóloga a mi casa, la cual me informa que no es la niña, que soy yo, que soy una mamá sobreprotectora y que me tengo que poner en tratamiento”, manifestó Yuli.

En medio de su dolor el día del velorio Yuli cuenta que se enteró de lo que infierno que estaba viviendo su niña y que la coordinadora hubiese podido hacer algo para evitar la tragedia que hoy enluta a su familia.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí

RECIENTES
INSTAGRAM