Connect with us

Ondas caseras y sin necesidad de plancha

Avatar

Publicado

el

Tener una plancha o una onduladora parecían antes las únicas formas de lograr las ondas o crespos grandiosos con los que nos viéramos peinadas, pero muy naturales y hasta elegantes.

Con un chongo

Una solución ideal para los meses de verano ya que requiere pasar varias horas con el pelo húmedo. Peina el cabello humedecido, enróllalo en sí mismo y dale la vuelta y átalo ya sea en una o dos moñas para mayor definición.

Deja que se seque y comprueba que el cabello se ha ondulado de una forma muy natural y sencilla. Ten cuidado con no aplastar las puntas del cabello para que al soltarlo quede bonito.

Con relleno tipo dona

Una de las formas más sencillas es hacernos un moño utilizando un relleno tipo dona como soporte. Humedece previamente tu cabello y deja que se seque con el moño para obtener unas bonitas ondas naturales.

Cuanto más grueso sea el relleno, más abiertas serán las ondas resultantes. Y, ya sabes: si quieres agilizar el proceso, recurre al calor del secador. Puedes usar alguna crema para que se mantengan por más tiempo.

Con trenzas

Otra forma muy práctica de fijar ondas en el cabello mientras dormimos o hacemos vida normal.

Las ondas que obtendremos dependerán del grosor de los mechones de la trenza y de lo ceñida que la dejemos. Si queremos obtener unas ondas pequeñas, lo mejor será repartir la melena en varias trenzas.

Si tenemos poca cantidad de pelo, pero no queremos conseguir ondas muy pequeñas, tendremos que utilizar una sola trenza.

Con un pañuelo y medias

Otra manera original y efectiva de hacer ondas con acabado natural, es recurrir a un pañuelo para enrollar la melena humedecida en una especie de rulo. Las ondas resultantes serán desiguales y muy naturales.

Otra forma más extravagante se consigue introduciendo la melena en unas medias corrientes y repartiéndola en dos secciones, una por cada pierna de la media. Después se hacen dos moñetes, enrollando muy bien cada sección y se aplica un poco de calor con el secador.

Cuanto más altos sean los moñetes, más arriba comenzarán las ondas en la melena.

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad