Connect with us

Para darle ‘alas’ al buen gusto

Avatar

Publicado

el

¿Con ganas de comer algo sabroso sin demorarse mucho?

Las alitas de pollo son una pieza de este animal, que gracias a su sabor y fácil preparación, se puede combinar con más ingredientes que le dan un toque único y exquisito.

El pollo es la proteína preferida por los colombianos, no solo por su sabor, sino por lo práctica y económica que es. Además, la puedes encontrar en muchos lugares.

Este plato puede deleitarse como un antojo o hasta de comida completa si se acompaña con papas a la francesa o una ensalada de verduras.

Prepararlas en casa es más sencillo de lo que parece, y con la siguiente receta podrás elaborar este platillo con pocos ingredientes.

Las alitas de pollo son un plato que le encanta a grandes y pequeños. Así que son una excelente opción para sorprender a la familia y los amigos.

Pueden funcionar como almuerzo, cena o un pasabocas para ver una películas o partidos de fútbol.

Ingredientes

  • 16 alitas de pollo.
  • 1 sobre de salsa de tomate.
  • 2 cucharadas de salsa de soya.
  • 2 cucharaditas de sazonador.
  • 2 cucharadas de vinagre.
  • 6 cucharadas de azúcar.
  • 1/2 cucharadita de pimienta molida.
  • 1/2 cucharadita de paprika.

Ingredientes

Para iniciar la preparación, coloque en un recipiente el sazonador, vinagre, azúcar, la salsa de soya, paprika, pimienta y salsa de tomate.

Cuando se hayan integrado todos los sabores, agregue al recipiente las alitas con el pellejo.

Coloque el envase en el refrigerador y deje que se marinen por 15 minutos aproximadamente.

Cuando esté listo, mueva las piezas un poco. Reserve un poco del líquido que se formó.

Caliente una sartén con aceite. Coloque las alitas y deje que se doren a fuego medio por alrededor de 5 minutos.

Retire las alitas de la sartén y colóquelas en una bandeja de horno o un recipiente de vidrio que soporte el calor y llévalos al horno a 180° por 25 minutos.

Con la mezcla que sobró, bañe las piezas, y ya está listo para servir.

Con qué acompañar

Cuando se te antoja comer papas a la francesa, es fantástico poder prepararlas en casa.

Para hacerlas crujientes utiliza papas frescas, ricas en almidón para dejarlas crujientes por fuera y esponjosas por dentro.

Para que las papas fritas salgan más secas y crocantes, deben secarse bien con un secador antes de cocinarlas, y ponerles la sal una vez fritas.