fbpx
Salvó a 254 gatos y ahora les busca hogar  Así pasó 

Salvó a 254 gatos y ahora les busca hogar

Diciembre 08 de 2020 - por Andrés Vera para Q'hubo Bogotá

Existen muchas formas de dar y de recibir amor y de cambiar la
vida de alguien con pequeñas acciones. Esta es la historia de Sheryl Saiz y los voluntarios de su fundación: ‘Por amor a Rocky’,
quienes con buena voluntad ayudaron a 254 gaticos sin hogar.

Se trata de una increíble travesía que involucra un viaje desde Santa Marta, un esfuerzo por salvar a los indefensos animales de
una muerte segura, y de cómo ‘Por amor a Rocky’ se convierte en inspiración para que otras personas desde su esquina, y con sus posibilidades, le apuesten por la felicidad de cientos de perros y gatos sin hogar.

El drama de 'los samarios'

En Santa Marta una voluntaria de ‘Por amor a Rocky’ conoció el drama de 500 gatos abandonados a su suerte en un polideportivo. Solo una mujer les daba algunos cuidados, y ante la impresionante escena, conocida por Sheryl, ella accedió a tramitar la traída a Bogotá de 12 animalitos para que fueran adoptados.

Algunos meses después su contacto en Santa Marta le dijo que la situación era peor, y necesitaba más ayuda, así que la fundación aceptó a 30 gaticos.

El viaje fue por tierra, ya que otra fundación recibiría otros 38 gatos por ese medio, pero debido a un accidente de tránsito
en Piedecuesta (Santander), se descubrió que el vehículo traía 278
mininos en condiciones realmente deplorables.

Salvados de una muerte segura

A partir de ese momento Sheryl inició una carrera contrarreloj. ‘Los samarios’ fueron enviados a un albergue en Bucaramanga y mezclados con otros 150 animales entre perros y gatos.

"Cometieron además el error de separar a los gatos bebés de las
mamás; todo eso produjo que se enfermaran, y con el paso de las horas murieron varios gatos”, nos dijo Sheryl, quien hizo un pacto con las autoriades sanitarias de Bucaramanga para que le dieran a los gaticos:

“los llevamos a distintas veterinarias para que les hicieran un diagnóstico que quedó en una fichas con fotos y todo; como algunos no tenían guacal, también tuve que comprarlos y comprometerme a pagar las cuentas médicas, que sumaron 19 millones de pesos. La Alcaldía no me ayudó con nada, y si no me comprometía, allá se quedaban los gaticos”.

En busca de un hogar

Finalmente Sheryl llegó el 20 de agosto con 254 samarios que sobrevivieron. Desde entonces, gracias a los voluntarios de su
fundación encontraron hogares de paso para los gatos.

Desde ese tiempo se ha dedicado a llevarlos a la veterinaria y recuperarlos, porque su compromiso es no dar en adopción a un
animalito enfermo.

Hoy tiene una deuda cercana a los 78 millones de pesos y reconoce que hay muchas oportunidades de apoyar, desde donar dinero, comida para gatos o animarse a adoptar a alguno de los hermosos samarios que puede conocer en poramorarocky.com.

Etiquetas:

animalista bogotana gatos salva