Connect with us

Así pasó

Tahnoun bin Zayed Al Nahyan tiene en la mira a una reconocida empresa

Avatar

Publicado

el

Una de las compañías de alimentos más importantes del país podría cambiar de dueños en los próximos días, nos referimos al Grupo Nutresa.
La empresa fabricante de golosinas y productos cárnicos, entre otros, la cual hace parte del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), es pretendida por la familia Gilinski, que también es apoyada por un grupo empresarial de los Emiratos Árabes Unidos, encabezado por Tahnoun bin Zayed Al Nahyan, un jeque de 59 años.

Así sería el negocio
Jaime y Gabriel Gilinski son los empresarios colombianos que, a través de su empresa Nugil y en asocio con la familia real de Abu Dhabi, quieren adquirir entre el 50,1 % y el 62,62 % de las acciones del Grupo Nutresa, una de las grandes compañías del sector de alimentos en el país, en segmentos como galletas, chocolates, café, helados, pasta y cárnicos.

Foto / Colprensa / Nacional de Chocolates

Entre las marcas que hacen parte de su portafolio están chocolatinas Jet, galletas Noel y las salchichas Rica. Además, figuran Zenú, Ranchera, Chocolate Corona, Cream Helado y pastas Doria, entre otras.

El empresario Jaime Gilinski. Foto: Javier Jiménez Corzo

El Grupo Gilinski ofrece pagar $ 6,8 billones y $ 8,5 billones, dependiendo de cuántas acciones sean adquiridas. Los también dueños de la empresa de golosinas Yupi, el banco Sudameris y la Revista Semana, esperan convencer a los dueños de Nutresa pagando por cada acción 38 % más de su valor actual en el mercado.

¿Qué tiene que ver jeque?
Mucho, porque la estrategia del Grupo Gilinski de adquirir al Grupo Nutresa cuenta con el apoyo económico de Tahnoon bin Zayed, miembro de la familia real de Abu Dhabi, quien es uno de los hombres más ricos del mundo.

Tahnoun bin Zayed Al Nahyan.

Es dueño del banco First Abu Dhabi, el mayor prestamista de los Emiratos Árabes y del Royal Group, que maneja cerca de 60 empresas internacionales, por lo que acostumbra a hacer grandes inversiones en el mundo, a largo plazo. Y al tener negocios con la familia Gilinski, también se interesó en participar en la negociación por el Grupo Nutresa.

Aunque hay que tener en cuenta que la negociación entre la familia Gilinski y Nutresa no podrá darse sin la autorización de la Superintendencia Financiera, que da el aval de la oferta. Los sueños de Nutresa, además, se tomarán su tiempo de analizar a profundidad la negociación.