Connect with us

Así pasó

Tras 30 años concebidos, gemelos ven la luz

Avatar

Publicado

el

Una gran hazaña fue efectuada por un grupo de científicos gringos, quienes lograron descongelar un embrión (óvulo fecundado con esperma) que llevaba 30 años en temperaturas bajo cero. Al hacer esto, los especialistas procedieron a introducirlo al interior de una paciente mujer con el fin de que lograra dar a luz un nuevo ser humano.

Dicho proceso se completó con éxito, pues en un hospital de los Estados Unidos Rachel Ridgeway, una gringa de 34 años, pudo completar todo el proceso de gestación pariendo a dos gemelos sanos que salieron de una pequeña bandeja que, literalmente, duró en el congelador tres décadas. De no creer. 

¿Cómo se puede obtener vida de un recipiente congelado?

Aunque parezca un cuento de ficción, los avances científicos han permitido que donantes anónimos de embriones puedan congelarlos en laboratorios especializados para que, posteriormente, sean otorgados a una pareja que tenga problemas para tener hijos. Así funciona el proceso.

Los científicos deben acceder a una bodega especial en donde los embriones están congelados en nitrógeno líquido, la sustancia más fría del mundo.

Una vez salen los recipientes del nitrógeno, se evalúa que los embriones hayan logrado sobrevivir a la larga espera. Hay algunos que llevan cerca de 40 años congelados.

Los gemelos que protagonizan esta historia fueron los sobrevivientes de un grupo de cinco embriones congelados. Ellos le fueron inseminados a la madre a través de su vagina.

Los primeros meses después de que el embrión le es inseminado a la madre son clave. El feto podría sufrir malformaciones o no desarrollarse adecuadamente. Por fortuna, los gemelos Lydia y Timothy resistieron este camino de 30 años para ver la luz del mundo. 

Los padres de los bebés más `viejos´ del mundo

Pese a ser padres de cuatro hijos, Philip y Rachel Ridgeway decidieron que querían ampliar su familia con un bebé más; sin embargo, no tuvieron éxito al concebirlo de manera natural.

Por consiguiente, se acercaron a un instituto especializado en la inseminación artificial para ver qué posibilidad había de que Rachel se sometiera a un tratamiento para dar a luz en su vientre a un embrión congelado.


Philip y Rachel se mostraron felices con sus gemelos recién nacidos.

Los científicos de este lugar les ofrecieron un embrión que llevaba 30 años congelado debido a que, por sus antecedentes genéticos como el peso y la estatura, ninguna pareja había querido hacerse con él; así que a  ellos les pareció interesante darle una oportunidad.

El padre original de los gemelos, fue un hombre que en 1992 decidió congelar el embrión que había obtenido con su esposa. De ese embrión finalmente nacieron los gemelos, lo cuales técnicamente son los bebés más ‘viejos’ del mundo.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí