fbpx
Wally, la llama que nos llena de esperanza  Coronavirus 

Wally, la llama que nos llena de esperanza

Noviembre 15 de 2020 - por Miguel Vivas para Q'hubo Bogotá

La maratón científica para dar de una vez por todas con un tratamiento efectivo contra el COVID-19, no para a nivel mundial.

De hecho, uno de los últimos anuncios que nos llena de esperanza ante esta pesadilla que parece interminable viene de Estados Unidos, en donde un grupo de científicos experimentan con una llama, a la que apodaron ‘Wally’, para encontrar a través de ella la clave que pueda dar con el chiste del temido coronavirus.

Luego de muchos ensayos científicos, que se venían adelantando desde 2019, en los que la llama no sufrió en lo absoluto los efectos del COVID-19, los gringos junto a Dina Schneidman, una científica israelí brillante, descubrieron que este animalito produce una serie de anticuerpos supremamente resistentes y efectivos contra esta enfermedad.

Entérese de los detalles de este maravilloso descubrimiento que nos entrega un parte de alegría.

Células parecidas

Hablamos con el biólogo de la Universidad Distrital de Bogotá, Camilo Arias, quien nos explicó que el experimento funcionó porque los seres humanos compartimos células (diminutas esferas que se encuentran por millones en nuestro cuerpo y permiten que estemos vivos) parecidas con algunos animales; en este caso, las llamas. Por esto último, los científicos lograron infectar al animal con el virus y se dieron cuenta de que la llama desarrolló inmunidad en tan solo dos meses, por lo que procedieron a la segunda fase del experimento.

Anticuerpos por montón

La segunda parte del experimento consistió en evaluar qué tantos anticuerpos había producido ‘Wally’ para comprobar el nivel de eficiencia de su sistema inmune.

Al hacer esto, se dieron cuenta de que, aunque pocos, los anticuerpos de la llama eran más eficientes a la hora de atacar el virus, que otros de origen animal que también se estaban usando en pruebas para matar al coronavirus.

Por ejemplo, cuando al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le dio COVID-19, los médicos lo trataron con un coctel de muchos anticuerpos, también de origen animal. Los de la llama no serían tantos, pero son tan eficientes, que lograron acabar el virus apenas fueron rociados en forma de aerosol sobre una placa de laboratorio que tenía una muestra del virus, extraída a un paciente alemán.

Desarrollarán un tratamiento

Una vez se dieron cuenta de su descubrimiento, los científicos gringos procedieron a ingeniarse la mejor forma de ponerlo en beneficio de la humanidad. La única forma de hacerlo, por supuesto, era creando un medicamento que no solo fuera efectivo sino también económico y accesible para la población mundial, en general.

En ese orden de ideas, el tratamiento promete, porque como no se necesitan tantos anticuerpos (como los del tratamiento que usó Trump, que además resulta costoso) saldría demasiado económico producir un tratamiento a gran escala, que consistiría en un aerosol que puede ser suministrado por vía oral a través de nebulaciones o haciendo uso de un inhalador.
Puede que por ahora sea muy temprano para celebrar, ya que el medicamento debe ser sometido a varias pruebas para comprobar su eficiencia.

Sobre este punto, el experto Arias comentó: “el conflicto con este tipo de tratamientos de origen animal es que si el cuerpo detecta la nueva estructura como un cuerpo extraño y no puede asimilarlo de manera adecuada, se genera un efecto adverso no deseado, por lo que este medicamento necesitará pasar por varias pruebas”.

"Los anticuerpos de las llamas son muy precisos y atacan de manera efectiva al virus, porque se pegan a él y no lo sueltan hasta que lo hayan neutralizado por completo”. - DINA SCHNEIDMAN, coordinadora del
proyecto.

Etiquetas:

animal antidoto coronavirus covid-19 cura llama tratamiento virus wally