fbpx
Jugosas por dentro y por fuera...  En familia 

Jugosas por dentro y por fuera...

Enero 17 de 2021 - por Q'HUBO Bogotá para Q'hubo Bogotá

Como aperitivo o como plato principal, estas crujientes albóndigas de pollo, rellenas con queso, pueden ser un festival para el paladar de su familia.
Esta es una receta fácil de preparar y no requiere muchos ingredientes. Se puede hacer rápidamente y, en caso de que llegue una visita sin aviso previo y necesitemos preparar algo velozmente y rico, esta fórmula puede ser la ideal.

Se trata de un plato completo y, al ser casero, resulta nutritivo; incorpora todas las propiedades del pollo y suma los beneficios de los lácteos.
Gracias a la combinación anterior, se consigue un sabor equilibrado, ideal para todos en casa.

Para su elaboración usamos pollo, diferente a las tradicionales de carne de cerdo o de res.

Así, cuando las pruebe, descubrirá el queso derretido que se mezclará armónicamente con la proteína.

Ingredientes:

Para 15 unidades)

  • 600 Grs. de pechuga de pollo.
  • 150 Grs. de queso.
  • 1 yema de huevo.
  • 30 Grs. de mantequilla.
  • 3 dientes de ajo.
  • Perejil fresco picado.
  • 1 caja de Maicena.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Tomillo seco y limón.

Preparación:

  • Lo primero que tiene que hacer es mezclar el pollo molido con perejil, sal y pimienta. Acto seguido, hacer las bolitas con un pedacito de queso en el centro.
  • Una vez la cierre, arme las albóndigas hasta que se quede sin carne.
  • Bañe las albóndigas en la yema de huevo y luego páselas por la Maicena.
  • En una sartén ponga un poco de mantequilla con el ajo finamente picado y deje freír por dos minutos. Si lo desea, agregue tomillo seco y limón.
  • Ahora ponga las albóndigas a freír y sirva de inmediato.

¿Con qué acompañar?

La pasta de tomate es un básico que pega a la perfección con las albóndigas y los espaguetis. Puede prepararla usted mismo o conseguirla en un supermercado. ¡Su familia se chupará los dedos y querrá repetir!

Etiquetas:

albóndigas almuerzo almuerzo familiar carne cena cocinar conina familia queso receta