fbpx
La terrorífica habitación 428  En familia 

La terrorífica habitación 428

Abril 11 de 2021 - por Lorena Esteban para Q'hubo Bogotá

En 1804 fue fundada la Universidad Estatal de Ohio, la más antigua de ese estado y que alberga a casi 20 mil estudiantes. Dentro de ella se encuentran cinco sedes, pero una en especial llama la atención: el edificio Wilson Hall, el cual fue construido en 1965 y que funciona como residencia para los
universitarios.

Pero no todas las habitaciones son iguales. Hay una en especial que permanece cerrada bajo siete llaves desde hace décadas, pues supuestamente está embrujada: la 428. De acuerdo con los relatos, allí
murió una joven estudiante en medio de un ritual de brujería y desde entonces los espíritus malignos se apoderaron de aquel lugar.

Quienes alcanzaron a dormir en este sitio afirman que ocurren impresionantes episodios paranormales, como objetos que salen volando sin una razón aparente, las puertas que se abren y cierran solas, presencia de sombras que pasean de un lado a otro y el rostro de una mujer que aparece plasmado en la puerta.

Por más veces que la cambien o la lijen, siempre aparece allí. Los expertos en temas paranormales afirman que, sumado a lo anterior, llama la atención la ubicación geográfica del edificio WilsonHall, el cual está construido en el centro exacto de un pentagrama delimitado por
cinco cementerios de la ciudad.

Para rematar, este campus universitario se construyó justo sobre un cementerio indígena, por lo que la actividad fantasmal que se percibe allí no es casualidad.

No obstante, hay otras personas que afirman que justo en ese edificio funcionó un hospital psiquiátrico en 1874, el cual albergó a veteranos
de guerra, epilépticos, niños y mujeres con toda clase de discapacidades físicas y mentales, y donde se practicaron todo tipo de atrocidades, como lobotomías y terapias de electrochoque.

La que supuestamente se aparece en la terrorífica habitación 428 es Margaret Schilling, una mujer sordomuda de 53 años que falleció dentro
de este centro psiquiátrico y que dieron por desaparecida durante seis semanas, hasta que un empleado encontró su cadáver desnudo y en avanzado estado de descomposición en el ático del edificio.

Sobre el piso todavía permanece la mancha que dejó su cadáver, la cual nadie ha podido borrar.

Por la cantidad de sucesos inexplicables que ocurren dentro de la habitación 428, los directivos de la Universidad de Ohio prefirieron mantenerla sellada para siempre, no sea que otra maldición recaiga sobre otro de sus estudiantes.

Etiquetas:

Estados Unidos habitación 428 maldicion Ohio universidad