Connect with us

Judiciales

Atroz feminicidio en San Bernardino

Avatar

Publicado

el

Sumidos en un inmenso dolor y tristeza se encuentran los familiares de Norkis Jackeline Alvares, una mujer de 44 años, que llegó desde Venezuela hace poco tiempo para reunirse con su pareja sentimental, un hombre de ese país que le pintó una vida ‘color de rosa’, pero que finalmente fue el responsable de segar su existencia el sábado 21 de enero.

“En la mañana que estaban las autoridades fue que nos enteramos que habían encontrado muerta a una mujer, la había matado su propia pareja de varias puñaladas. A la escoria esa la capturaron”, señaló ayer una vecina del lugar.

Un viaje a la muerte…

Norkis, una mujer echada pa’ lante que sacó adelante a sus tres hijos en Venezuela, se vino para Colombia hace tan solo cuatro meses, siguiendo lo que le decía el corazón, pero fue quizás ese mismo amor que sentía que no le permitió ver las alertas que esa decisión traería.
“Mi mamá era ayudante de cocina en un restaurante en Maracaibo. El sujeto es de Maracaibo, ella lo conoció en Colombia porque ya llevaban tiempo hablándose por Facebook, como unos tres meses. Él le pagó los pasajes y se fue. Cada vez que yo hablaba con mi mamá él le quitaba el teléfono, tenía que saber qué estaba hablando con uno”, dijo una hija de la víctima.

Q’HUBO habló ayer con Valentina, la hija menor de esta nueva víctima de feminicidio en Colombia, quien en medio de su tristeza y con varios kilómetros que la separan del cuerpo de su madre decidió contarnos los detalles que envuelven este doloroso crimen.

“Él le pintó un mundo de colores, le ofreció hasta un castillo, por decirlo así. Ayer me enviaron un mensaje por Facebook, me preguntaron si yo era la hija de Norkis, entonces cuando le dije a esa persona que sí me contactó por WhatsApp”.

Resultó que Valentina recibió ese mensaje que nadie en este mundo desearía recibir. A ella la contactó un sobrino de E. Castro Barrios (43 años), la pareja de Norkis, para decirle que su adorada madre estaba muerta y que todo había ocurrido al interior de la vivienda donde residía en la Carrera 88 con Calle 74B Sur, en el barrio San Bernardino, en el sector Villa Ema (Bosa).

Norkis ra venezolana y conoció a su pareja por Facebook.

“No me quería decir qué había pasado, pero como yo conocía del prontuario de ese hombre, presentía que él había sido. Finalmente me confirmaron que sí, que habían estado discutiendo y que él la apuñaló varias veces”, contó la joven.

¿Pero qué fue lo que sucedió?, ¿por qué este sujeto acabó con la vida de Norkis?, esos son unos interrogantes que solamente lo saben la víctima y su victimario. Por el momento, se conoció que el sobrino de Castro en horas de la mañana del domingo intentó hablar con su tío, pero al ver que este no le respondía decidió asomarse por la ventana, y fue allí cuando notó algo extraño en el lugar.

Inmediatamente dio el aviso a las autoridades, quienes al llegar al sitio alcanzaron a ver a través de la ventana el cuerpo de Norkis con lago hemático a su alrededor.

“Me cuentan que él no quiso abrir la puerta y cuando el policía entró ya mi mamá estaba desangrada y a él se lo llevaron al hospital, porque tenía heridas. A mí me dijeron que todo sucedió como a las 6 de la tarde del sábado, porque cuando yo hablé con mi mamá ese día , a las 3:25, me envió el último mensaje. Yo le respondí a las 6 pero ya no le llegaban, la estuve llamando y no me contestaba. Hasta que me dieron la noticia ayer. Según dicen él le partió el teléfono”, añadió la hija de la víctima.Cuando los uniformados ingresaron se encontraron con que la mujer ya no tenía signos vitales, y que Barrios presentaba heridas de arma cortopunzante en el brazo y en la pierna.

“Como no llegó ambulancia se trasladó al sujeto hasta el Cami de Bosa, pero como persona capturada”, nos contó ayer un oficial.

Por el momento, mientras los familiares de Valentina no logran asimilar la triste noticia, un hermano de Norkis viajará hasta Bogotá para adelantar los trámites y repatriar el cuerpo, situación que trae consigo el drama de no contar con los recursos para poder realizarlo pronto.

En una de las viviendas de esta cuadra se presentó en crimen. el sujeto fue capturado.

Es por esto que piden ayuda a quienes puedan y deseen poner un granito de arena para darle sepultura en su tierra natal: banco de Venezuela 0102-0145-4400-00-97-6781 (Norkis Alvares).
Mientras la justicia avanza en este caso, y la familia espera que esto no vaya a quedar en la impunidad, en la entrevista con Valentina ella señaló que a su madre le habían advertido que no se metiera con ese sujeto, pues en Venezuela era señalado de haber maltrato en varias oportunidades a la mamá de sus hijos.

“La gente por aquí sabe que él a la exmujer le pegaba, la ahorcaba, la lanzaba por las escaleras. Dicen que a él le gustaba maltratar a las mujeres y a mi mamá se le dijo que ese hombre no le convenía. Yo creo que él la tenía hasta amenazada, en redes sociales todo era amor, pero uno no sabe de puertas para adentro”.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí