Connect with us

Judiciales

De cuatro tiros asesinan a mecánico en Suba

Avatar

Publicado

el

Los cuatro disparos que acabaron con la vida de un conocido mecánico que era ayudante de un pequeño taller del barrio Corpas, en Suba, siguen resonando en los oídos de los comerciantes que a diario trabajan en una concurrida cuadra, aledaña al Hospital Juan N. Corpas.

Una sorpresa alimentada de miedo y silencio resguarda a los testigos del atentado a bala del que fue víctima el señor Víctor Alexánder Orjuela, de 42 años de edad, como fue identificada la víctima mortal. Y es que su asesinato ocurrió a plena luz del día, sobre la 1 de la tarde de este martes. El descaro de los sicarios fue tal, que por poco le descargan todo el proveedor al mecánico en frente de todo el mundo.

Crimen frente al taller…

A menos de una cuadra del reconocido hospital sucedió el misterioso crimen. Al parecer el señor Víctor llegaba como cualquier trabajador de la zona todos los días sobre las 8 de la mañana. Nadie habría sospechado que lo fueran a matar de una forma tan escandalosa.

“Solo me acuerdo que iban a ser la 1 de la tarde. El señor iba cruzando la calle, no sé si ya sabría que venían a buscarlo porque andaba afanado. Luego se escucharon cuatro tiros, una moto y un montón de gritos. Obviamente todos nos escondimos, yo no quise asomarme porque quedé petrificada”, contó ayer a Q’HUBO una comerciante de la cuadra.

No se pierda: Infame que habría asesinado a su mamá y a su abuela se declaró inocente

Orjuela cayó en un barrizal a unos diez pasos del montallantas ‘Filian Bogotá – Cantera de Oro’, como se llama el negocio cuyo logo es el escudo del Deportivo Cali. El taller está ubicado sobre la Calle 158 con Carrera 111 y ayer abrió como si nada hubiese sucedido. Y a pesar de que dicen que el señor llevaba tiempo camellando en el lugar, el compañero de este hombre, junto a los demás trabajadores del negocio, quedaron aterrados con la noticia y lo único que atinaron a decir fue: “¡yo no sé nada! Sí fue acá, pero ¡no sabemos nada!”, y se escondió al fondo del local.

Tremendo es el temor que quedó impregnado en esta cuadra luego del asesinato. “Se lo iban a llevar aquí al hospital pero ya le habían pegado cuatro tiros y por miedo lo dejaron ahí mismo. El levantamiento lo hicieron en la tarde y miraron cámaras, de todo. Solo dicen que el señor vivía por acá, pero nada más”, agregó la comerciante recordando esa tarde de impacto.

Hasta el momento las autoridades no han podido determinar por qué balearon a este mecánico, por ello siguen indagando el pasado del hombre y sus antecedentes para entender las causas del crimen.

En medio de su temor, los trabajadores expresaron su desconcierto, ya que dicen “uno solo conoce lo que ve por fuera, lo que hay detrás de cada persona lo sabrán ellos y en este caso, la Policía”, cerraron asustados los mecánicos.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí

Continue Reading
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad