fbpx
Dolor por muerte del Capitán Beltrán  Judiciales 

Dolor por muerte del Capitán Beltrán

Mayo 01 de 2021 - por Catalina Puentes para Q'hubo Bogotá

El capitán Jesús Alberto Solano Beltrán será recordado por su diplomacia y por su voz apacible y amable a la hora de dirigirse a sus compañeros de la Sijín de Soacha, en donde llevaba apenas un mes y medio, tiempo suficiente para ganarse el cariño y respeto de sus superiores y equipo de trabajo.

“Él era todo un señor, un hombre inteligente, con carisma y buena disposición. Siempre le dijimos que debería estar dictando clases, porque tenía ese don. Desde que ocurrió el hecho no dejamos de pedirle a Dios por su recuperación, pero lastimosamente sus planes fueron otros”, le contó a Q’HUBO entre lágrimas un compañero del difunto.

El uniformado falleció sobre las 7 p. m. de ayer, en medio de una cirugía que le estaban realizando a raíz de las contundentes heridas de puñal que recibió el miércoles. Según conoció Q’HUBO, un paro cardiorrespiratorio se lo llevó para siempre.

Jesús Alberto llegó recientemente al cargo de director de la Sijín de Soacha, pues antes estaba realizando un doctorado en Investigación Criminal de la Policía, en el que duró inmerso por cinco años.

Fue jefe de evaluación y calidad, donde logró la primera acreditación en alta calidad del programa de formación de patrulleros. También era criminalístico y unos de los primeros investigadores categorizados ante Colciencias; por si fuera poco, dirigía los grupos de investigación de la Esinc.

Estaba a punto de sustentar su tesis doctoral en Educación en la Universidad De la Salle, como becario de la Dinae. Se preparó tanto, que apenas terminó su doctorado salió derecho a dirigir al vecino municipio, el segundo cargo más importante de la Policía de Cundinamarca, según informaron sus allegados.

La mitad del corazón del capitán estaba en el cielo, pues su primera niña murió de cáncer a los 2 años. Cuentan que él se turnaba con su esposa en el hospital, hasta que la pequeña falleció. Hoy en día vivía con su esposa y sus otras dos hijas.

Reconstrucción de los hechos…

Sobre las 5 de la tarde del miércoles, el fulgor de las protestas había arrastrado una ola de desmanes y vandalismo hasta Soacha, donde comenzó una verdadera batalla campal entre cientos de manifestantes, agentes del Esmad y de la Policía.

Como era de esperarse, un grupo de vándalos aprovechó el desorden para saquear los negocios de pequeños comerciantes.

El director de la Sijín, según información de las autoridades, se encontraba con un atuendo de civil por las calles de Soacha, donde los saqueos calentaron aún más el sórdido ambiente y en un intento por retenerlos, lo agredieron en manada sin compasión.

“Al Capitán le vieron el radio, nosotros le habíamos recomendado que le bajara el volumen, pero creo que no lo hizo. Lastimosamente lo agarraron entre varios, lo golpearon y apuñalaron. No sirvió de nada que tuviera el chaleco, porque las heridas de la espalda fueron muy graves”, añadió un allegado del uniformado.

La comunidad fue la que auxilió al oficial, quien quedó inconsciente tras el ataque sobre la Calle 22 con Carrera 3A, a la altura del sector de San Mateo. Ahora, el silencio y dolor queda sembrado en los corazones de sus familiares, compañeros y amigos.

Etiquetas:

Arma blanca Asesinato capitán Crimen Jesús Alberto Solano Beltrán Muerte Soacha