Connect with us

Judiciales

Enigmático final de Ángel en Los Mártires

Avatar

Publicado

el

Con una extraña herida en su ojo derecho, Ángel María Chavarro Dussán fue hallado sin vida en su propia casa por su hija, quien en medio del dolor pidió auxilio, pero ya no había nada qué hacer; el hombre de 65 años ya había partido de este mundo y las circunstancias tras su muerte parecían obedecer a un hurto.

Cuando eran las 2:00 de la tarde del pasado lunes, una de las hijas de don Ángel sintió que algo inusual estaba ocurriendo, pues llevaba varias horas sin tener noticias de su progenitor, con quien solía tener contacto frecuente. En medio de la preocupación, decidió ir a la casa del adulto mayor para ver qué era lo que estaba ocurriendo.

Luego de llamar insistentemente a la puerta y no obtener respuesta alguna, la hija, temiendo lo peor, irrumpió dentro del apartamento, ubicado en la Carrera 17 con Calle 16, en el barrio La Favorita (Los Mártires), y una vez adentro se encontró con una espantosa escena: su padre yacía sin signos vitales en la cama y en su cuerpo se hacían visibles dos prominentes heridas causadas por un puñal, una a la altura de su ojo derecho y la otra en su brazo izquierdo.

Robo a muerte…

“Al parecer, al señor lo mataron por robarlo”, explicó un comerciante del sector, quien pudo conocer los hechos luego de que las autoridades llegaran para hacer el respectivo levantamiento del cadáver, cuando caía la tarde del pasado lunes.

Todo parece indicar que Chavarro Dussán habría sido víctima de un robo dentro de su domicilio, pues un allegado del adulto mayor les señaló a las autoridades que habían sacado varias cosas del apartamento y que varios objetos se encontraban en desorden.

“Don Ángel era muy conocido en el barrio, le gustaba compartir con la gente y tomarse de vez en cuando sus politas. A veces yo sí le decía que no diera papaya juntándose con desconocidos”, aseguró un vecino y conocido del hombre huilense, quien lamentó lo ocurrido.

Siendo alguien tan sociable, muchos individuos conocían el lugar de residencia del ahora occiso, lo que abre la puerta a que alguna persona que conocía la rutina de don Ángel se aprovechó de la confianza del hombre para robarle sus pertenencias de valor, amedrentando a su víctima con un arma cortopunzante, en medio de un presunto forcejeo, y terminó perdiendo la vida.

Este crimen podría tener una pronta solución, pues las autoridades están recopilando las cámaras de seguridad disponibles en la zona y dentro de los pasillos del edificio para identificar al cruel asesino de don Ángel, un hombre que siempre será recordado por su familia y amigos como un ser generoso y gentil.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí