fbpx
Helena y Jairo, las víctimas mortales de camión sin control en Usme  Judiciales 

Helena y Jairo, las víctimas mortales de camión sin control en Usme

Abril 07 de 2021 - por Juan Camilo Parra para Q'hubo Bogotá

Una pila de escombros, una casa destruida, un camión con la carrocería destrozada y un trío de hermanos llorando la muerte de sus queridos progenitores, fue la escena que inundó de dolor este martes a los moradores del barrio El Bosque (Usme). Y todo por culpa de un camión sin control que se estrelló contra el inmueble de la pareja de abuelitos, Helena Rodríguez y Jairo Giraldo, quienes fallecieron mientras dormían plácidamente.

En la madrugada de ayer el camión quedó incrustado en la humilde vivienda en Usme.
Al parecer el vehículo sufrió problemas mecánicos que lo llevaron a perder del control.

Su hijo, que vivía con ellos, sobrevivió sin mayores lesiones, así como el conductor, quien saltó del vehículo antes del fatal siniestro.

La pareja de adultos mayores vivía en una casa esquinera ubicada sobre la calle 7 D con carrera 88 Sur, desde hace más de 30 años. El frente de la vivienda quedó totalmente derribado. La pared de la entrada, donde quedó incrustado el camión, les cayó encima a los abuelitos, lo cual interrumpió sus sueños para llevarlos en cuestión de segundos a la eternidad. Ni la propia muerte los pudo separar.

Puede ver: Mujer que iba en motocicleta muere en accidente en vía al llano

Según los funcionarios que atendieron la emergencia, se presume que el camión sufrió una falla mecánica debido a su antigüedad; se dice que pudo quedarse sin frenos en plena calle empinada, por lo que tomó gran velocidad y se convirtió en un arma letal que destruyó con todo a su paso.

Organismos de emergencia tuvieron que llegar para retirar lo que quedó del viejo vehículo.

Por otro lado, las autoridades no descartan la responsabilidad del conductor, por lo que lo llevaron a Medicina Legal para practicarle las pruebas de alcoholemia. Fue llevado en custodia para rendir cuentas sobre lo ocurrido.

Nosotros estábamos durmiendo. Faltaba poquito para levantarnos, cuando a las 3:50 a. m. el estallido nos levantó a todos de sopetón, ¡sonó durísimo! Cuando salimos a la calle encontramos el desastre, el camión estaba humeante y totalmente metido en la casa de los señores. Como olía mucho a gas nos asustamos que eso fuera a explotar, así que nos guardamos rápido en la casa y llamamos a la Policía”, le narró a Q'HUBO una vecina de los abuelitos.

Puede ver: Los interceptaron en estación de servicio de Usme y los atacaron

Los daños fueron tan graves, que al lugar arribaron la Policía, el Cuerpo Oficial de Bomberos y el Idiger (Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático) para contener la fuga de gas, los cortos eléctricos y para socorrer a las víctimas.

Vecinos quedaron consternados por la tragedia en el barrio El Bosque.
Toda la parte frontal del viejo camión quedó hecho pedazos.

Derrumbe familiar

Abrazados y sin consuelo estaban los tres hijos varones de la pareja fallecida. Alonso, Henry y Óscar fueron los tres hombres que lamentaron la muerte de sus padres frente a la casa derrumbada. Óscar, el mayor de todos, vivía con ellos y fue quien sobrevivió.

No deje de ver: Lo tenían amenazado y de un tiro le quitaron la vida en Bosa

La señora Helena trabajaba en casas de familia y el señor hacía trabajos de ornamentación ahí en el barrio. Eran personas trabajadoras y honestas. Es muy triste la pérdida de ellos, eran gente muy querida”, le contó a Q'HUBO una conocida de la familia.

Helena Rodríguez y Jairo Giraldo, las víctimas mortales.

“Los muchachos quedaron muy dolidos, no quieren decir palabra, en especial Óscar, que era el que vivía con ellos. Él tenía una tienda para mascotas en la misma vivienda, vendía comida para perros”, afirmó otra vecina mientras señalaba los restos de la humilde casa.

Vea también: Sicario llegó en moto y asesinó a dos hombres de cinco tiros

Más de ocho horas tardaron sacando el camión del inmueble, y otras más quitando la cantidad de escombros que quedaron apiñados frente a las camas y el material de ornamentación de don Jairo. Ahora solo queda el vacío y la ausencia de dos nobles abuelitos que, como dijo un vecino afligido: “ninguno tuvo que sentir la ausencia del otro y murieron sin darse cuenta de lo que pasaba”.

Etiquetas:

abuelitos Accidente barrio El Bosque camión conductor fallas mecánicas hijos sin frenos tragedia Usme