fbpx
Mamá y padrastro aceptaron el brutal homicidio de pequeño de 3 años  Judiciales 

Mamá y padrastro aceptaron el brutal homicidio de pequeño de 3 años

Junio 10 de 2020 - por Dúmar Cruz para Q'hubo Bogotá

El daño que cometieron Migdalia Lugo, más conocida como Karla Salas, y su pareja sentimental, Jéferson Tovar, no tiene nombre, y será muy difícil que alguien los perdone, pues apagaron la vida de un pequeño de tan solo 3 años, hijo de la mujer e hijastro del hombre.

El infante sufrió todo tipo de vejámenes, pero al final las autoridades lograron esclarecer el caso en menos de ocho días y sacaron sacar la verdad a la luz, esto tras una rigurosa investigación de la Sijín, Policía de Infancia y Adolescencia y la Fiscalía.

Mediante entrevistas a vecinos, las autoridades recolectaron testimonios que apuntaban a que el niño era frecuentemente víctima de maltrato, principalmente por parte de su padrastro, ya que, según la Policía "el sujeto no toleraba que el niño no aprendiera ir al baño solo".

Jéferson Tovar, padrastro del menor asesinado, deberá responder por los delitos de homicidio agravado y maltrato infantil.

Por parte de la Fiscalía se conoció que esta pareja de venezolanos fue detenida el viernes pasado, y que aceptaron cargos. La Policía informó esta mañana que a Tovar le imputaron los delitos de homicidio agravado y maltrato infantil, mientras que a la mamá del menor, que según la audiencia nunca trató de proteger al menor, deberá responder por favorecimiento al homicidio y maltrato infantil.

“La Fiscalía General de la Nación presentó ante un juez de control de garantías a una pareja de ciudadanos venezolanos, que reconoció su responsabilidad en el maltrato físico y posterior muerte de un niño tres años, en hechos ocurridos en la localidad de Kennedy”, explicó el ente acusador.

Infamia

Este aterrador caso ocurrió el pasado jueves, en una vivienda del barrio María Paz (Kennedy), justo en la diagonal 38 Bis Sur con transversal 83C.

En esta casa era donde vivían los responsables del homicidio junto con el pequeño de 3 años y una bebé de 11 meses.

Tras sufrir una salvaje agresión, el niño fue llevado al Cami de Patio Bonito por su madre y su padrastro, quienes informaron a los galenos que no tenían conocimiento de qué le había pasado al pequeño.

Al examinarlo, los galenos descubrieron que el niño ya estaba sin vida y que además presentaba varias quemaduras de cigarrillo y signos de violencia en su cuerpecito.

De inmediato la Policía fue alertada sobre esta muerte violenta y desde ese día madre y padrastro quedaron vinculados a la investigación.

“Lo único que nosotros esperamos es que se haga justicia. Yo no quiero volver a saber nada de Karla, me parece muy triste que ella se haya prestado para una situación como esta, y no haber respetado la vida de su propio hijo.

Siempre le dije que ese tipo no le convenía, pues desde hace dos años que estaban juntos, él la golpeaba y la obligaba a que trabajara para que prácticamente lo mantuviera. Lo último que me imaginé era que el pequeño era el que iba a pagar esos errores con su vida”, nos contó ayer Eva, una hermana de Karla.

La madre del niño, según dio a conocer la Policía, nunca se preocupó por defender a su hijo, denunciar ante las autoridades o llevarlo a un hospital.

Los vejámenes

Según la información entregada por Medicina Legal, el pequeño no solo presentaba maltratos, sino que también tenía unas quemaduras en sus partes íntimas.

“Me informan que el niño presentaba un hematoma en la cabeza, tenía su ojito izquierdo negro, le hacía falta parte del labio superior, presentaba unos mordiscos en el abdomen y unas quemaduras en sus partes íntimas. No me pregunte si el niño fue accedido carnalmente porque aún no lo sé, pero esas marcas dejan mucho que pensar”, enfatizó la tía del niño.

Tras lo ocurrido, este angelito fue despedido con todos los honores el domingo y sepultado en el cementerio de Matatigres.

“El verdadero padre del niño ya viene en camino, está muy indignado por lo que sucedió y se va a poner al frente del proceso legal, pues quiere que todo el peso de la ley caiga sobre ambos”, concluyó Eva, tía de la pequeña víctima.

Sobre la otra hija de Karla

El día del crimen del niño (3 de junio) Q’HUBO conoció que Karla tiene otra hija, una infante de 11 meses, cuyo papá es Jéferson. De acuerdo con la Policía, "la pequeña fue rescatada por el grupo de Infancia y Adolescencia, le restablecieron sus derechos y quedó bajo la protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

“La mamá de Karla está intentado recuperar a la niña y quedarse con la custodia. Sin embargo, el proceso no es nada fácil... Esto es de no creer, no entiendo cómo Karla pudo hacer esto, ¿por qué no entregó sus niños en adopción desde un inicio?, así hubiera evitado todo este daño”, concluyó la mujer.

Así registró Q'HUBO desde la semana pasada este salvaje homicidio

Etiquetas:

barrio María Paz Cami Patio Bonito Fiscalía Homicidio ICBF Kennedy menor de edad padrastro Policía Sijín