Connect with us
1
2
2
4
5
4
5
6
7
8
9
10

Judiciales

Persiguieron, alcanzaron y balearon a Héider en el parque

Avatar

Publicado

el

Un estremecedor asesinato sacudió el gran Parque Metropolitano de Porvenir la tarde de este sábado. Justo a las afueras de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, sede Bosa, desalmados sicarios siguieron y le dispararon a un joven en varias oportunidades. La balacera se extendió por varias cuadras y dejó además a una menor de edad herida.

El homicidio ocurrió en un sector muy concurrido de este barrio. De hecho, el ataque habría comenzado en las inmediaciones del Centro Comercial Mi Centro, cuando Héider Agudelo transitaba al lado de la ciclorruta y fue sorprendido por sujetos que, a pie, comenzaron a dispararle y a seguirlo por entre el parque hasta las canchas de microfútbol, donde finalmente lo ultimaron.

En las escaleras donde el joven fue rematado por sus verdugos quedaron las velas que sus amigos y familiares prendieron aquella noche en memoria de la vida perdida de este muchacho que apenas rozaba los 20 años de edad, aproximadamente.

Héider Agudelo, el joven asesinado en Bosa.

Las autoridades ayer se encontraban recolectando el material probatorio de la investigación que se abrió para dar con los asesinos.

Baleado en el parque

La tarde del sábado había gran movimiento sobre las 6:15 p. m. En la ciclorruta ubicada sobre la calle 54 Sur con carrera 94, sobre las calles del centro comercial caminaba Agudelo con una camiseta oscura y un jean ancho.

De entre los comerciantes y los ciclistas emergieron varios tipos, quienes sin mediar palabra comenzaron a dirigir disparos contra la humanidad del muchacho.

Le empezaron a disparar y el chico salió corriendo a toda, cruzó la calle y se dirigió hacia el parque. El matón lo fue alcanzando mientras disparaba, pero siempre el muchacho corrió harto, hasta atravesar todo el parque. Luego quedó ahí tirado sobre las escaleras”, contó una comerciante de la zona.

Ante los ojos de niños y adultos que paseaban por el parque, iban y venían las balas. En un momento de confusión una menor de edad recibió un proyectil en una pierna y tuvo que ser trasladada al Cami de Bosa.

Por su parte, el joven no solo fue baleado, sino que además fue rematado en las escaleras de colores que colindan con la universidad, donde reposan mensajes grafiteados; en particular, su rostro parecía dirigido a uno que anuncia ‘Bosa Resiste’.

En estas escaleras del Parque Metropolitano de Porvenir fue donde cayó muerto el joven.

La inspección técnica al cadáver la realizó la Sijin y ahí mismo comenzaron las primeras indagaciones del caso. A pesar de que la zona cuenta con cámaras de seguridad en el parque, el centro comercial y la universidad, las autoridades manifestaron dificultades a la hora de revisarlas, ya que una de ellas se encontraba girando en ese instante.

Además, la luz de la tarde creó un efecto rebote que hace que la toma en la que el sujeto remata al muchacho no se logre observar claramente las características del criminal.

Se cree que el joven fue asesinado en un presunto ajuste de cuentas por temas de ventas, sin llegar a establecer si estaba involucrado en alguna disputa del sector.

Profundo dolor entre los allegados de Héider por su homicidio a bala.

Los amigos de la víctima lo despidieron en el parque con velas e hicieron una ‘vaca’ para velarlo con dignidad, pues Héider era reconocido en este popular barrio.

Las últimas palabras que Agudelo posteó en sus redes sociales fueron: “en el nombre de Dios voy hacer el mismo, el cambio sirve”. Horas después de su fallecimiento un allegado comentó esta frase con estas palabras: “la desgracia no deja que el buen cambio llegue”.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad