Connect with us

Judiciales

¿Quién era el esmeraldero asesinado en un atraco en Puente Aranda?

Avatar

Publicado

el

Lo último que hizo Jhon Freddy Bustos Galindo fue pedir un tinto en la tienda esquinera del barrio Bochica (Puente Aranda), justo antes de ser asesinado a disparos de manera vil por dos sujetos que se movilizaban en una moto. A plena luz del día ocurrió el crimen de este esmeraldero de 33 años, sobre la tarde del martes.

Sucedió a las 3:15 p. m. en una concurrida cuadra llena de tiendas y un asadero. De acuerdo con un vecino, “él venía con un muchacho y una mujer. Pidieron unos tintos y cuando se los iba a entregar fue que llegó el tipo y lo encañonó, no duró mucho cuando disparó tres veces y el hombre cayó ahí dentro del negocio”, narró a Q’HUBO el testigo.

No se pierda: Otro doloroso feminicidio en Ciudad Bolívar: de un disparo acabaron con Leidy

En la cuadra de la Calle 2 con Carrera 34B se vivió mucho temor y un gran alboroto, las personas no dejaban de gritar y pedir auxilio. Los llamados fueron escuchados por un taxista, quien se ofreció a llevarlo a un hospital cercano, donde falleció a causa de varios disparos que recibió en la espalda. El esmeraldero fue asesinado por hurtarle 18 millones de pesos.

Hurto y crimen de esmeraldero…

Cuentan en la cuadra que los criminales tenían un sofisticado plan para perpetrar el robo y asesinato, teniendo en cuenta, además, que Bustos había sacado una jugosa suma de dinero de una entidad bancaria de la octava sur, detalle que de alguna manera sabían los delincuentes.

“Vimos que el tipo que lo encañonó se bajó de un taxi; luego de dispararle al joven, el sicario se montó en una moto que lo estaba esperando en la otra esquina. La Policía apareció rápido, pero no pudo alcanzarlo”, contó el vecino.

El arma con la que le quitaron la vida a este esmeraldero quedó tirada a unas cuadras de la escena del crimen. Hubo una persecución posterior al atraco, pero los oficiales no lograron dar con los atacantes.

De acuerdo con lo que declaró la Policía, los bandidos iban por el dinero: “el señor es un reducidor de esmeraldas. Se encontraba con dos amigos, al parecer, uno de ellos era familiar, retiró un dinero, aproximadamente 18 millones. Se acerca un ciudadano a pie y amenaza a la víctima con una pistola, al ver esto el ciudadano intenta escapar y ahí es cuando el sujeto le propina los impactos por la espalda”, dijo el mayor Diego Coconubo, comandante de la estación de Policía de Puente Aranda.

En una moto NS 2000 se volaron los bandidos, a pesar de que una patrulla los siguió por varias cuadras. Ahora el Cuerpo Técnico de Investigaciones se encargará de seguirles el rastro a estos bandidos para que paguen por la muerte del esmeraldero.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad