fbpx
Sicariato a joven en molinos 2  Judiciales 

Sicariato a joven en molinos 2

Mayo 01 de 2021 - por Catalina Puentes para Q'hubo Bogotá

Las farolas que iluminaban los alrededores del parque ubicado entre los conjuntos residenciales de Molinos II, en Rafael Uribe, no alumbraban lo suficiente y esto impidió que los curiosos observaran quién asesinó a Néstor Fabián Duque Reyes, la noche del jueves.

El joven de 28 años recibió cuatro disparos en el momento que se fumaba un cigarrillo a un costado de la cancha del parque, el cual permanecía solo. Dicen que un sujeto a pie lo tomó por sorpresa y lo ultimó sin piedad.

“A esa hora todo estaba muy solo por el toque de queda, entonces solo escuchamos los disparos. Cuando salimos no vimos nada por ahí, pero como a los diez minutos se oyó que alguien hablaba. Eran tres policías, quienes estaban cargando a un muchacho que iba inconsciente y sangraba por la cara”, le narró a Q’HUBO una residente de la zona.

Néstor Fabián fue llevado en una patrulla de la Policía hasta el Hospital La Victoria, a donde ingresó sin signos vitales. Al centro asistencial no llegaron familiares ni amigos del occiso.

Sicariato en el parque

Dicen que Néstor Fabián casi todas las noches llegaba a este parque, ubicado en la Calle 48Q sur con Carrera 3, a fumar o a encontrarse con algún amigo, por lo que era normal verlo allí cuando caía la noche, sentado en el pasto o caminando.

A las 9 de la noche de este jueves, el joven permanecía solo, o eso dicen los residentes que lo vieron minutos antes de que fuera ultimado. Aseguran que no observaron ningún movimiento extraño, por lo que no entienden quién pudo haberlo asesinado a sangre fría.

“No sabemos si tenía algún tipo de problema con otro muchacho, pero su crimen fue premeditado, porque el tipo que llegó a matarlo tenía puesto un casco y después de disparar, corrió como dos cuadras y se subió a la moto, que lo estaba esperando”, añadió una vecina.

El sicario lo tomó por sorpresa por la parte de atrás y lo único que le dijo fue su nombre, por lo que la víctima se giró pensando que era un amigo, pero a cambio encontró de frente el arma apuntándole en el rostro y a su homicida escondiendo su identidad con un casco, por lo que no logró reconocerlo.

Duque Reyes recibió cuatro tiros, uno en la cabeza, otro en la cara y dos más en el pecho, heridas que le pusieron fin a su vida en cuestión de minutos.

“El cómplice de la víctima lo estaba esperando a bordo de una moto a pocas cuadras, aguardó a que llegara y aceleraron a toda velocidad”, relató un testigo del crimen.

Por ahora, sus verdugos no han sido capturados y se desconoce su paradero, pues el hecho no quedó registrado en las cámaras de seguridad de la zona.

Etiquetas:

barrio molinos 2 Crimen disparos Rafael Uribe sicariato tiros