fbpx
Terrible ataque de cuatro pitbull a niño en condición de discapacidad  Ciudad Bolívar 

Terrible ataque de cuatro pitbull a niño en condición de discapacidad

Marzo 29 de 2021 - por Q'HUBO Bogotá para Q'hubo Bogotá

Por Juan Camilo Parra para Q'hubo Bogotá.

Gritos y lloriqueos desesperados fue lo que escucharon los vecinos del barrio El Reflejo, la tarde de ayer, en medio de una terrible situación que presenciaron por cuenta del sufrimiento de que fue víctima un pequeño, de 11 años, al ser atacado por 4 perros pitbull mientras se encontraba encerrado en su casa. “¡Sálvenme, por favor!”, gritaba el menor, quien por su condición de discapacidad y encierro no pudo defenderse.

Puede ver: A las patadas cuidador trata a perro pitbull y causa indignación

La impotencia y desazón invadió a los vecinos que habitan sobre la carrera 17 B No. 76 A Sur, cuando ante los sollozos del niño no pudieron hacer nada, pues el tierno pequeño estaba encerrado con candado en la casa de madera y latas donde vive, mientras lo atacaban cuatro feroces perros pitbull.

En este humilde vivienda estaba encerrado el niño con candado y sin compañía de sus padres, solo con los perros.

La desolación fue inmensa, ya que un suceso similar ya había tenido lugar en noviembre del año pasado. “Esta no es la primera vez que sucede, el año pasado los perros lo mordieron y entre los vecinos logramos sacarlo a tiempo. Tratamos de dar aviso al ICBF, pero ellos no le vieron mucho al caso y se lo devolvieron a la mamá”, contó ayer un testigo.

Vea también: Indígenas le destruyeron la moto e intentaron lincharlo

Aterradora escena

“Me encontraba hablando por teléfono cuando fue que escuché los gritos, corrí a su casa y la puerta estaba cerrada con candado, así que llamé a otros vecinos que también escucharon todo”, agregó uno de los testigos de lo ocurrido. De acuerdo con la Policía, allí los residentes del sector aseguran que el menor permanece en una silla de ruedas.

Entre diez personas, cuentan, trataron de abrir la puerta, pero no lo consiguieron. El niño gritaba desesperadamente y la impotencia inundaba los corazones de todos: “durante casi 20 minutos no pudimos hacer nada, el niño nos seguía gritando repetidamente '¡ayuda!', y yo no podía de la tristeza. Yo le decía debajo de la puerta: '¡hábleme papito, hábleme!’”, dijo en un charco de lágrimas el testigo principal del hecho.

Le puede interesar: Mujer intentó meterse al Cantón Norte y cacheteó a un soldado

Tras esos minutos de desespero llegó la Policía, que logró forzar la puerta con un martillo. La escena que encontraron les arrebató el aliento y el alma a la montonera que se había acumulado.

Esos perros ya no iban a rasguñarlo como la anterior vez, querían era tragárselo, y encontramos un río de sangre sobre el niño. Casi se le comieron un brazo y una oreja. Se nos fue la respiración. Fue horripilante”.

Los cuatro perros fueron tomados en custodia por la Policía.

La intranquilidad no terminó al abrir la puerta. El barrio está tan alejado que la ambulancia no llegaba, así que buscaron entre todos un carro y montaron al niño para llevarlo al Hospital de Meissen, donde todos aguardaban que sobreviviera al feroz ataque. Los perros fueron tomados en custodia por los policías que atendieron el macabro caso.

No deje de ver: En el barrio San Jorge sicario les disparó a dos venezolanos

¿Y la familia?

Los habitantes de la cuadra creen que los padres del pequeño herido tenían un criadero de esa raza para venderlos. Cuentan que al niño lo encerraban constantemente con llave y no lo dejaban jugar con los demás niños, ni salir de su casa.

La anterior vez intercedimos para que Bienestar Familiar hiciera algo al respecto, pero el niño volvió a donde sus padres”, comentó con dolor otro vecino. Un testigo le contó a Q'HUBO que el menor tiene una hermana, de 15 años, que no quiso cuidarlo porque decía que el pequeño “era una carga”.

Coronel Livio Castillo, comandante Operativo de Seguridad Ciudadana 2, da un parte del hecho.

Solo tristeza sienten aquellas personas que presenciaron el terrible hecho. Alertan a la comunidad para estar más pendientes de sus niños y a las autoridades de hacer revisiones más profundas sobre las condiciones en las que viven aquellos seres inocentes.

Etiquetas:

agredido atacado barrio El Reflejo condición de discapacidad Hospital de Meissen mascotas niño perro perros Pitbull raza potencialmente peligrosa