Connect with us

Mundo curioso

A punta de trueque logró tener su casa

Avatar

Publicado

el

Demi Skipper es el fiel ejemplo de que los sueños se pueden cumplir si se tiene persistencia. Esta estadounidense se prometió tener una casa pero sin pagar un peso, solo intercambiando objetos por otros más costosos.

Comenzó con una horquilla, la cual fue intercambiando por aretes, lavadoras, videojuegos, computadores, celulares, bicicletas, carros, casas rodantes, hasta que finalmente logró tener su casa en San Francisco (EE. UU.). En total, hizo 28 intercambios durante un año.

Además, se hizo famosa en redes sociales.