Viernes, 23 Febrero 2024

Este es el pueblo colombiano donde se celebra la Navidad en febrero
Foto: Redes sociales
3,7
(3)

¿Qué pensarías si te dijera que hay un rincón en Colombia donde el espíritu navideño llega en febrero? Así es, en el corazón del país, se encuentra Quinamayó, un encantador pueblo conocido por su peculiar tradición de celebrar la Navidad en un momento inesperado.

Rompiendo con el molde convencional, Quinamayó, un caserío situado a unos 21 kilómetros del municipio de Jamundí en el Valle del Cauca, no sigue el curso típico de las festividades decembrinas. Su origen se remonta a la época de la esclavitud, una historia que moldeó el cambio en la fecha y la forma en que estas festividades se viven en este lugar.

Durante febrero, las calles se transforman en un estallido de colores y alegría. Las casas se adornan con luces brillantes, guirnaldas y decoraciones festivas, mientras que la plaza principal se convierte en el epicentro de la celebración. Familias y amigos se reúnen para deleitarse con comidas tradicionales, música local y bailes típicos de la región.

En Quinamayó, el “niño Jesús” al que veneran y colocan en los pesebres es de ascendencia afrodescendiente y nace el 16 de febrero. La celebración comienza antes de su nacimiento con procesiones que incluyen niños disfrazados de ángeles, soldados y cantantes que lo acompañan y custodian.

Este es el pueblo colombiano donde se celebra la Navidad en febrero ¿Qué pensarías si te dijera que hay un rincón en Colombia donde el espíritu navideño llega en febrero? Así es, en el corazón del país, se encuentra Quinamayó, un encantador pueblo conocido por su peculiar tradición de celebrar la Navidad en un momento inesperado.
Foto: Redes sociales

¿Pero por qué Quinamayó celebra la Navidad en febrero?

La respuesta se remonta a tiempos oscuros de opresión y discriminación. Durante la época de la esclavitud, los amos no permitían a los esclavos celebrar el 24 de diciembre, exigiendo que estuvieran a su servicio. En lugar de ello, ofrecieron a los esclavos la oportunidad de elegir cualquier otro día del año para celebrar. Fue así como optaron por febrero, respetando también la creencia de que después del parto, la mujer debía guardar un tiempo de cuarentena, como María en este caso.

A pesar de que la comunidad de Quinamayó ya no está sometida, su vínculo con esta tradición arraigada se mantiene firme. Generación tras generación, transmiten esta costumbre a cada niño nacido en su seno para que la esencia no se desvanezca.

La celebración de la Navidad en febrero no solo es un evento cultural, sino un testimonio vivo de la historia de resistencia y perseverancia de un pueblo que, a pesar de los tiempos difíciles, encontró una manera de honrar sus creencias y mantener viva su identidad. Quinamayó sigue siendo un faro de luz, recordándonos la importancia de preservar nuestras raíces y tradiciones.

Redacción Q’HUBO + Colaboración IA

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí

¿Qué tal le pareció este contenido?

¡Haga clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3,7 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sea el primero en puntuar este contenido.

Temas relacionados

RECIENTES
WEB STORIES
Abrir chat
Q'hubo veci
Q'hubo veci
Los criollos también jugamos rugby 20 DE FEBRERO DÍA DEL GATO Miércoles de ceniza Murieron de hambre para ‘conocer a Jesús’ DÍA DEL PERIODISTA EN COLOMBIA ¡APPS PARA DARLA TODA! La verdadera historia de Griselda Blanco Marie Laveau: ‘La reina del vudú’ ¿Qué son las famosas cabañuelas?