fbpx
El dinero plástico, bien manejado, es un beneficio  Beneficios para usted 

El dinero plástico, bien manejado, es un beneficio

Mayo 09 de 2021 - por Andrés Vera para Q'hubo Bogotá

De acuerdo con el décimo ‘Informe de tendencias de medios de pago’, hecho por la financiera internacional Minsait, tres de cada diez colombianos tienen dinero plástico, una tendencia creciente en comparación con el periodo anterior a la pandemia y que se proyecta seguirá creciendo cada día, haciendo que más personas le pierdan el miedo a tener este elemento que lo puede ayudar en más de una varada.

Foto: Gustavo Roa

Y es que las tarjetas de crédito son una opción para que las personas puedan manejar gastos importantes, de mediano y largo plazo, sobre todo en estos tiempos en donde muchas personas y almacenes prefieren no usar el efectivo. Por eso le traemos unos truquitos para que cada vez que se pegue el ‘tarjetazo’ no se vuelva un dolor de cabeza.

Aprenda a elegir su tarjeta

Hoy en día sacar una tarjeta de crédito es muy fácil, no solo con las entidades bancarias, sino a través de entidades de comercio y hasta empresas de servicios públicos. Daniel Torres, experto en finanzas, apunta a que gracias a este recurso puede crearse una historia crediticia que a futuro puede ayudar a préstamos grandes como el de un carro o una casa.

Foto: Gustavo Roa

“Hay tres cobros que debe tener en cuenta para pedir su tarjeta: tasa de interés (de preferencia por debajo del 18% anual), interés de mora y cobro de cuota de manejo”, dice Torres, y apunta a que muchos bancos dan periodos de gracia para cuotas de manejo.

Pagos con plazos más cortos

Las tarjetas de crédito se usan para compras a plazos, generalmente porque sus ahorros o salario no alcanzan para pagar completamente determinado artículo del que está antojado o sienta que necesita. Pero eso debe ser el último recurso (ponerlo a muchas cuotas) y no el primero, explica el experto, y pone como ejemplo la compra de un TV de $600.000.

“Si al mes usted ahorra $150.000, podría pagarlo en 4 cuotas, entonces haga un esfuerzo para pagarlo en esas o máximo en 5 cuotas”.

Un ejercicio que puede hacer para acostumbrarse al uso responsable de la tarjeta, es hacer compras de no más de 3 cuotas y teniendo ahorrado el valor de una parte de lo que va a comprar.

Así se usa en pagos largos

Cuando alguien está llevado de plata, viene el acostumbrado ‘vicio’ de pagar hasta un dulce con tarjeta y diferido a 36 cuotas. Torres dice que la tarjeta sí se puede utilizar para pagos muy largos, como por ejemplo hacer arreglos de la casa o para comprar equipos si se va a hacer un negocio.

“Una mala costumbre con las tarjetas es pagar con ellas impuestos o pedir adelanto de efectivo, porque son gastos en donde la tasa de interés se vuelve una pérdida y termina pagando más de lo que usó”, concluye el economista.

Etiquetas:

banco cuantas deuda deudas dinero economia finanzas tarjeta tarjeta de credito