Connect with us

Zona rosa

La salud de ‘La Segura’ no está del todo bien

Avatar

Publicado

el

La influenciadora colombiana Natalia Segura compartió en sus redes sociales un video en el que cuenta que su estado de salud no mejora, luego de recibir hace unos años varios impactos de bala en su cuerpo.

Los hechos ocurrieron el 23 de noviembre de 2013, mientras Natalia iba a recoger un carro cerca de su casa, y recibió dispararon en un brazo y un seno.

Hace días, llorando, les contó a sus seguidores que aún experimenta dolores terribles, como ‘quemonazos’ en los pies y en el nervio ciático.

De acuerdo con la joven, sus dolores se deben a que con el incidente que tuvo sufrió un daño medular, que aún no le permite hacer movimientos bruscos con su cuerpo.

Me tengo que aguantar estos dolores por toda la vida, a veces me pega fuerte, ustedes no tienen ni idea. Estas secuelas no me dejan disfrutar mi vida como antes”, reveló a sus seguidores.

‘La Segura’ también dijo que le gustaría seguir compartiendo su bonita energía con todo el público, pero que lleva varios días desesperada con el dolor que no la deja estar tranquila.

Terminé donde no quería terminar, en la clínica. Estoy como toda ‘lela’, porque me aplicaron Tramadol y me van a aplicar morfina”, concluyó en la publicación de su cuenta oficial de Instagram.

Natalia fue víctima de este hecho cuando tenía 18 años y había montado un negocio de comidas rápidas con su familia. La mujer recuerda que aquel día, les pidió a su hermano y a su abuela que por favor la acompañaran a recoger el carro, pero ambos se negaron.

La joven dice que fue un milagro que las balas no atravesaran su médula, pero en ese momento su cuerpo no reaccionó y entró en pánico. Tan solo recuerda que no sentía sus piernas y no podía mover la parte inferior de su cuerpo.

Una vez se percató de esto, empezó a gritar dentro del carro y a pedir ayuda para que alguien la socorriera.

En sus redes sociales también comentó que le tuvieron que hacer dos cirugías de tórax, porque no podía respirar y le costaba estabilizarse, y aunque han pasado varios años de este suceso, su vida no ha vuelto a ser la de antes.

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad