Viernes, 24 Marzo 2023

Familia de Wilmer pide que se haga justicia: un BMW lo arrolló y le quitó la vida

“¿Cómo es posible que yo esté acá enterrando a mi hijo mientras el tipo que lo mató sigue libre y descansando tranquilo?”, es la pregunta que no para de hacerse doña Carlina Verano, madre de Wilmer García, un muchacho de 32 años que murió arrollado por un imprudente cuando iba camino a su trabajo. En el lugar donde falleció, la familia de Wilmer dejó pancartas pidiendo justicia y flores como un recordatorio de lo que ocurrió aquella madrugada.

Foto suministrada por la familia

Ayer en la tarde la familia de Wilmer estaba en la sepultura del hombre, que dejó a tres niños pequeños y su amada esposa. En medio de este dolor, la madre del muchacho habló con Q’HUBO exigiendo a las autoridades celeridad, pues dicen que no han recibido ningún acompañamiento ni noticias del conductor del BMW.

No se pierda: Ómar y Nelson, las víctimas del siniestro de Ciudad Bolívar

Con la ilusión de salir adelante, Wilmer salió de su casa, en Suba, hacia Engativá. El hombre iba en cicla sobre las 5:40 a.m. del pasado 21 mayo por la Calle 79A con Carrera 100.

“Todavía no entendemos por qué los paramédicos no nos dijeron nada ni contestaron el celular de él en ningún momento tras el accidente de mi hijo”, cuestionó doña Carlina.
Impotentes porque nadie les da una explicación del siniestro vial, la familia de Wílmer se reunió frente al conjunto donde murió arrollado para realizar una velatón. En medio de esta conmemoración, la familia obtuvo nuevos testimonios sobre lo ocurrido aquella mañana.

“En el conjunto nos dejaron ver las grabaciones de la cámaras de seguridad. Allí se ve cómo el tipo iba en contravía, se pasa un Pare y arrolla a mi hijo, golpeándolo contra unas rejas. Después, el conductor intenta retroceder, pero no puede porque quedó atascado. Luego se baja, habla por celular y no se le ve afán de ayudar. Ya luego llega un señor que fue el único que me ayudó a mi hijo. Él me dijo anoche (martes) que mi hijo estaba vivo, pero no duró mucho. Yo le pregunté ‘¿el conductor iba borracho?’, y él me respondió: ‘Sí, tenía tufo’”, añadió la señora triste.

La madre nos confesó que les dijeron que el implicado no se hizo la prueba de alcoholemia. “Yo no quiero que la muerte de mi hijo quede tan miserablemente en vano, eso no puede quedar así, como si él fuera cualquier persona invisible”, cerró entre lágrimas la mujer en medio del sepelio de su querido hijo.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí

RECIENTES
INSTAGRAM