Connect with us

Así pasó

El fantasma de la expropiación vuelve a mater miedo

Avatar

Publicado

el

Una de las promesas que más repitió Gustavo Petro en su campaña a la presidencia fue la de no expropiar ningún tipo de propiedad privada a la población colombiana. Lo hizo porque ese era uno de los principales miedos que les impedía a algunos ciudadanos votar por él. ¡Y le creyeron! 

No obstante, cuatro meses después de posesionarse como Jefe de Estado, el fantasma de la expropiación volvió a figurar con fuerza luego de que el Presidente, a través de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) anunciara ayer la expropiación de algunos bienes privados, con el fin de albergar en ellos a los cientos de damnificados que ha dejado la agresiva ola invernal en el país. 

Para ejecutar este proceso, el Gobierno se valdría de una figura legal existente que le da la competencia de incautar propiedades privadas, siempre y cuando se siga el debido proceso legal. 

Q’HUBO contactó al abogado especialista en derecho constitucional, Javier Martínez Reyes, para ver los límites y condiciones de esta impopular medida. 

La idea de Petro para ayudar a los damnificados

Se espera que durante el mes de diciembre el número de familias damnificadas (que perdieron todo a causa del invierno) aumente en un 30 % debido al recrudecimiento de las lluvias en el oriente y sur del país.

Es por ello que el mandatario dio instrucciones precisas a la Ungrd para que, en caso de ser necesario y con base en la evaluación de daños que se haga después de fin de año, se active la ley 1523 de 2012, mediante la cual se les otorga la competencia a los entes gubernamentales de expropiar propiedades para utilizarlas en función del bienestar común de las personas.

Reemplazar los albergues por propiedades expropiadas

Según Javier Pava, director de la Ungrd, lo que se busca es usar bienes privados cercanos a las zonas de contingencia más críticas para ubicar de manera temporal (o incluso definitiva, dependiendo del caso) a las familias que perdieron sus viviendas por los distintos desastres derivados por el invierno y sus lluvias torrenciales.

Estos lugares, según el funcionario, serían más dignos y adecuados que los actuales centros deportivos y salones comunales que se usan en las distintas ciudades y municipios para albergar a estas familias en condición de vulnerabilidad.

¿Es legal expropiar vienes?

Según el abogado Javier Martínez, la expropiación es una figura legal que se adhiere al principio constitucional de la funcional social de la propiedad. “Cuando se quieren hacer vías u otro tipo de obras que necesiten el terreno que ocupa alguna
propiedad privada, el Gobierno tiene la facultad de adquirirlos o expropiarlos alegando el bien común por encima del individual”, explicó Martínez. 

En ese orden de ideas, el experto nos explicó que la ley 1523 debe ser usada como última instancia, u opción, luego de un primer proceso de negociación en el que el Estado ofrezca un valor igual o mayor al del predial del inmueble.

“Si la persona se niega a vender su inmueble, el Estado usa la figura de expropiación para despojarle de su inmueble, eso sí, cancelando el dinero correspondiente al valor predial del inmueble”, sentenció Martínez. 

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad