Connect with us

Sáquele provecho

¡Cuidado con las heridas!

Avatar

Publicado

el

Curarnos una herida es algo de lo más habitual a lo que todos estamos acostumbrados. Sin embargo, a la hora de tratar la lesión podemos cometer ciertos errores que, al final, solo provocan empeorar o retrasar la cicatrización.

¿Cuántas heridas hemos sufrido a lo largo de nuestra vida? Si no es un corte, es un arañazo o un rasguño, pero lo cierto es que nuestra piel debe lidiar constantemente con este tipo de lesiones, que, en la mayoría de las ocasiones, son leves y no suponen mayor problema.

Debido a la frecuencia de su aparición, a priori podemos pensar que sabemos perfectamente qué hacer en estos casos, pero lo cierto es que podemos cometer errores que hasta ahora pensábamos que no lo eran.

Soplar la herida es un acto casi reflejo que hacemos para rebajar el dolor o la quemazón que nos produce. Sin embargo, a pesar de esa sensación de alivio momentáneo, especialmente cuando aplicamos agua o algún tipo de antiséptico, se trata de una práctica que los expertos no recomiendan para nada.

Lea más: Espectacular debut de Borja con River Plate

“La capa de piel que nos protege está más vulnerable que nunca y nuestra boca contiene bacterias que pueden favorecer la aparición de una infección local en la piel, llegando incluso a tener que aplicar un tratamiento oral”, comenta el enfermero Pedro Soriano.

¿La herida al aire libre? 

Aunque, en principio, se debe valorar de qué tipo de lesión se trata para así proceder de determinada forma, “las heridas no curan o cicatrizan más rápido al aire libre”, afirma el especialista. 

Existe la creencia de que las heridas que permanecen descubiertas para que les dé el aire o el sol se secarán antes, disminuyendo el tiempo de cicatrización.

“Hoy día se sabe que esto solo aumenta la posibilidad de contaminación y, por tanto, el riesgo de infección. Además, el tejido de cicatrización requiere de un balance adecuado de humedad para que las células encargadas de producir el colágeno y los demás componentes de la piel trabajen adecuadamente”, detalla el experto.

Por ello, cubrir la lesión con un apósito (material curativo o de protección) adecuado ayudará a mantener la temperatura y la humedad requeridas para una correcta cicatrización.

Asimismo, se advierte de que la exposición al sol no es conveniente, “pues puede producir inflamación de la herida y una posterior pigmentación de la piel”, dice Soriano.

Parele bolas

Las heridas están a la orden del día, sobre todo en las casas donde hay niños, y aunque todos contamos con un botiquín de primera necesidad para actuar en casos de rasguños, no siempre sabemos seguir el protocolo de  actuación sanitario para limpiar y desinfectar las zonas magulladas.

¿Cuál es el mejor antiséptico?

Dependiendo del tejido, situación y persona se indicará qué antiséptico será el más idóneo para cada ocasión. “Aquellos basados en povidona yodada o clorhexidina son los que mejores características pueden presentar a la hora de tratar una alta carga biológica en una herida y para tratar lesiones agudas”.

Alcohol o agua oxigenada

Tanto el alcohol como el agua oxigenada cuentan con un buen poder desinfectante. Sin embargo, no siempre son las mejores opciones para tratar según las heridas.

En este sentido, el especialista destaca que si se tratan de lesiones
abiertas, como un corte, “están desaconsejados ambos productos por su nivel de corrosión, que puede irritar e, incluso, favorecer la aparición de coágulos que impiden limpiar bien la zona completa de bacterias”.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí

Continue Reading
Publicidad
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad