Connect with us

Zona rosa

‘Pequeño Juan’ se lleva el protagonismo ‘El Hijo del Cacique’

Avatar

Publicado

el

Rigoberto Bedoya, actor y productor audiovisual, le da vida al mejor amigo de Martín Elías en la novela ‘El Hijo del Cacique’, un personaje que ha marcado su trayectoria artística de forma inesperada.

Todas las noches los colombianos lo ven en escena como el ‘pequeño Juan’, cómplice y compañero fiel del cantante vallenato, que hoy vemos en la producción de Caracol TV.

‘Rigo’ aseguró que ha creado una estrecha conexión con la historia de los Díaz Acosta, una familia que por años tuvo que vivir a la sombra de Diomedes Díaz.

Pero el trabajo del actor no se queda allí, en la actualidad trabaja en la preproducción de un reality sobre tatuajes, donde es protagonista, y hace poco finalizó las grabaciones de ‘La Calle Purrututú’ para Telecaribe.

Bedoya ya tiene 11 años de experiencia en el mundo de la actuación y los televidentes lo han visto en otras telenovelas como ‘Tarde lo conocí’, ‘Las muñecas de la mafia’, ‘El Joe, la leyenda’, ‘La Selección’ y ‘Tu voz estéreo’.

¿Cómo nació su pasión por este trabajo?

Cuando yo era niño estaba fascinado con el cine y para mí era mágico. A los 12 años fui a Cartagena a ver una obra de teatro y decidí que definitivamente iba a ser actor. Hay personas que dicen que es mejor estudiar “algo de verdad” y casi me dejo desviar por eso, pero llegó el momento de hablar con mi familia y les conté que la actuación era lo que quería para mi proyecto de vida.

¿Hubo algo en especial que le hiciera tomar esa decisión?

Lo vi como una herramienta para ayudar, siempre pensé que si lograba tener éxito, muchas personas me iban a escuchar, porque la actuación es una herramienta para dejar huella, conectar con el público y hacer que se olviden de sus problemas por un rato.

De los personajes que ha interpretado, ¿hay alguno que sea su favorito?

En televisión el personaje que más me marcó es el ‘pequeño Juan’ en ‘El Hijo del Cacique’, porque tenemos cosas en común, somos nobles y tranquilos. Yo siempre viví lejos del vallenato, a pesar que soy costeño, para mí era un reto acostumbrarme a esta música.

Ser el mejor amigo de Martin Elías en la novela, tocó en mí unas fibras que yo pensé que no tenía. Hace poco estuve en Valledupar y lo primero que hice fue ir a la tumba de Martín a darle las gracias, porque de verdad sentí que lo conocí.

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad