Connect with us

Judiciales

Crimen de madrugada en desolado potrero de Suba

Avatar

Publicado

el

La madrugada de ayer, luego de que el reloj marcara la 1 de la mañana, vecinos del barrio Villa María (Suba) escucharon los lamentos y las desesperadas llamadas de auxilio de un hombre que estaba gravemente herido. Vecinos de la zona se asomaron por sus ventanas para ver qué ocurría y se encontraron con un hombre, que lentamente se desgonzaba a causa de una escandalosa pérdida de sangre por culpa de múltiples heridas con arma blanca.

Los hechos…

El ahora occiso, un hombre de aproximadamente 30 años cuyo cuerpo no ha sido identificado por las autoridades, caminaba por un desolado potrero que divide los barrios La Gaitana y Villa María.

Vecinos de la zona aseguran que ese potrero es un foco de inseguridad constante y que, prácticamente, después de que se oculta el sol es una zona vedada para propios y extraños.
En medio de ese contexto transitaba el hombre en la madrugada de este lunes.

Del momento exacto del ataque nadie da cuenta, pero siguiendo el rastro de la sangre se deduce que el ataque se produjo en el potrero más cercano al barrio Villa María, pues las gotas rojas mancharon el asfalto, atravesaron la calle, siguieron por el andén, para finalmente terminar en una escandalosa mancha final sobre la esquina de la Calle 135B con Carrera 118, en donde malherido se desvaneció mientras gritaba clamando ayuda.

“Yo estaba durmiendo y fue mi hijo el que me avisó de lo que estaba pasando. Me dijo que había un señor en la calle que se estaba desangrando y pedía ayuda a gritos. De una llamé al 123 y di la alerta. La Policía la verdad llegó muy rápido y montaron al pelado en una patrulla, pero ya iba muy mal. El chico resistió lo que más pudo, hasta que vio que llegaron a auxiliarlo y ahí de desgonzó. Después hablé con un agente, que me preguntó si yo había visto algo, y fue cuando me enteré que el chico había muerto”, le contó ayer a Q’HUBO una mujer que vive en la cuadra de los hechos y que es una de las principales testigos del escabroso crimen.

La víctima recibió, al menos, 7 heridas propinadas con arma blanca. Se desconoce el motivo del ataque, si fue en medio de un hurto o si fue un ataque premeditado; lo cierto es que el herido falleció al poco tiempo de ser ingresado a un centro asistencial cercano.

Vea también: Orinada fuera de bar acaba en tiroteo en Usme

Llama la atención la sevicia con que la se produjo el ataque. Varias cámaras de seguridad habrían captado al herido en su tránsito del lugar del ataque hasta la esquina donde finalmente se desvaneció, así como la ruta que el atacante habría tomado para escapar.

“Acá después de cierta hora nadie sale, toca cerrar muy bien puertas, ventanas y todo. La verdad es que es muy peligroso y ya quienes vivimos por acá nos acostumbramos a vivir con ese miedo constante. Necesitamos que hagan algo urgente con ese potrero, porque no es la primera vez que tenemos problemas por la soledad de ese punto”, nos contó un vecino que vio desde su ventana cómo el hombre era trasladado, mientras poco a poco se le iba la vida a raíz del salvaje ataque del cual fue víctima.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad