Martes, 28 Noviembre 2023

Desintoxique su alma del dolor
Foto: Colprensa
0
(0)

A veces guardamos en el alma rencores, fracasos y frustraciones que maltratan el estado de ánimo y menoscaban la autoestima, al punto que arruinan nuestra cotidianidad.

Lo peor es que por orgullo, por temor o por cobardía nos condenamos a vivir con esos recuerdos atorados en el corazón. Y no se trata solo del incómodo dolor que sentimos al vivir así, sino de insistir en ‘hurgar’ el alma con resquemores y actitudes negativas que lesionan el espíritu.

¿Cuántos de nosotros sentimos dolores que nos quebrantan el ánimo? Hay dolores de todo tipo: los emocionales, los sentimentales, los laborales, los familiares y hasta los ‘absurdos’, o mejor dicho, los que nos inventamos.

Éstos últimos son muy frecuentes en las mujeres y en los hombres celosos, inseguros o ansiosos.

Lo aquí descrito va desde las decepciones amorosas, pasando por los disgustos con ‘papá’ o ‘mamá’, por alguna tontería; hasta llegar al sentimiento de culpa que nos asalta cuando obramos mal.

Muchos, sin siquiera notarlo, permitimos que los demás nos lesionen, emocionalmente hablando. Y en lugar de evitar que nos lastimen más, lo único que hacemos es insistir en recordar a toda hora lo que nos hacen.

No se trata de ‘sacarnos la espinita’, como se dice de manera popular; sino de querer curarnos de manera natural. Es decir, hay que extirpar la molestia, pero sin odios. Mejor dicho, no podemos vengarnos.

Si lo hacemos con rabia, al intentar sacarnos la espinita, la hundimos más y lo único que logramos es ver la astilla más incrustada en el corazón.

Desintoxique su alma del dolor A veces guardamos en el alma rencores, fracasos y frustraciones que maltratan el estado de ánimo y menoscaban la autoestima, al punto que arruinan nuestra cotidianidad.
Foto: Colprensa

La verdad es que nuestra vida, como una rosa, tiene espinas y no por ello deja de ser hermosa. Las espinas existen y tenemos que encontrar la mejor fórmula para sacarlas, sin lastimarnos más ni mucho menos ofender a los que nos rodean.

Ellas son pequeñas y al no tener la suficiente dureza pueden ser difíciles de sacar, porque se romperán apenas las toquemos con las ‘pinzas de la venganza’.

Algunos dicen que si las espinas no causan dolor, caerán por sí mismas al mudar la tristeza. Pero si pese a ello lastiman, es mejor sacarlas con amor y serenidad.

Los dolores del alma pueden convertirse en nuestro talón de Aquiles, solo si así lo permitimos. Ellos nos muestran el lado flaco que todos tenemos, así nos sintamos perfectos.

Necesitamos mejorar nuestra autoestima, fortalecer nuestra relación de pareja y vivir en armonía con nosotros mismos y con los demás. También será fundamental entender la diferencia entre alma y espíritu, y sobre esa base fortalecer nuestra relación con nuestras familias, nuestros amigos y, sobre todo, con Dios.

Breves reflexiones

  • Y cuando menos lo espera, una melodía le dice todo lo que necesitaba escuchar. Por eso, como dice la letra de una vieja canción: “Debemos dar gracias por la música”. Ella, incluso, puede ayudarnos a ser resilientes, reinterpretando las experiencias difíciles para que sean menos traumáticas.
  • Culpar a los demás se convierte primero en un feo hábito y luego se transforma en una peligrosa estrategia que lo hace ver como una víctima más y lo convierte en un cobarde. Ojo: nunca culpe a los demás por su situación, entre otras cosas, porque usted es lo que es por las decisiones que ha tomado.
  • Nadie camina en esta vida sin haber pisado en falso; nadie es valiente sin tener en el fondo de su corazón una gota de miedo; nadie puede ser libre si antes no se ha desatado de sus propias cadenas; nadie recoge rosas sin sentir sus espinas; y, sobre todo, nadie alcanza el éxito sin la ayuda de Dios.

Redacción: Euclides ‘Kilo’ Ardila

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí

¿Qué tal le pareció este contenido?

¡Haga clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sea el primero en puntuar este contenido.

Temas relacionados

RECIENTES
WEB STORIES
Abrir chat
Q'hubo veci
Q'hubo veci