Connect with us

Judiciales

Menor de 15 años fue asesinado en Ciudad Bolívar

Avatar

Publicado

el

“Eso fue a plena luz del día, ya ni siquiera esperan la oscuridad para hacer el mal. Yo estaba acá en el local atendiendo normalmente cuando escuché un despelote en la calle, había gente gritando y pidiendo auxilio. Lo primero que pensé es que se trataba de un accidente, pero cuando salí fue que vi al muchacho ahí tirado, yo me asusté mucho y lo que hice fue ayudar a conseguir un carro para que se lo llevaran mientras la novia y los amigos que llegaron lo auxiliaban con torniquetes para frenar la hemorragia de las puñaladas”, le contó ayer a Q’HUBO una tendera del barrio Santo Domingo, en Ciudad Bolívar, en cuyas calles un menor de apenas 15 años fue atacado con arma blanca y dada la gravedad de las heridas falleció en un hospital cercano momentos después de ser abordado por su verdugo. 

Los hechos…

Como es común en estos casos, la mayoría de vecinos siente miedo de hablar acerca del hecho. “Acá nadie dice nada, no nos dicen ni a nosotros”, fue lo que nos dijo ayer un agente de policía de la zona a quien inquirimos a raíz del hecho. Y no exagera.

La conmoción del ataque se respira en el aire, junto al miedo colectivo de las personas a las que les tocó, por una tétrica casualidad, atestiguar el crimen sucedió a plena luz del día, a las 3:30 de la tarde de este domingo.


En esta calle fue abordada la víctima a las 3:30 de la tarde de este domingo.

El menor atacado caminaba en compañía de un amigo por la Transversal 77 con Calle 69 Sur con dirección a las canchas del barrio Santo Domingo. A unas pocas cuadras de su destino, fue abordado por un sujeto que de inmediato empezó a increparle cosas en voz alta. El enfrentamiento parecía inminente.

El sujeto que lo abordó estaba en evidente estado de exaltación y pronto recurrió a la violencia: de la pretina de su pantalón sacó un arma cortopunzante y se le fue encima a su víctima. 

Poco le importó al agresor que el muchacho estuviese acompañado y en cuestión de segundos le propinó 3 mortales puñaladas ante los curiosos ojos de varios vecinos que estupefactos veían cómo a plena luz del día el muchacho era brutalmente atacado.

El agresor huyó de inmediato y, de acuerdo con las autoridades, ya estaría plenamente identificado.

Mientras tanto, el joven de 15 años, luchaba por sobrevivir:

“el pelado pedía ayuda, decía que no podía respirar y poco a poco se fue desgonzando. Fue horrible”, nos dijo un vecino de la zona que se declaró “mamado del hampa que se tomó el sector”.

Un vehículo particular trasladó al herido hasta el hospital Pablo VI, en Bosa. Una vez ingresado los médicos confirmaron su deceso, la víctima había llegado sin signos vitales.

El material de cámaras de seguridad del lugar y los esquivos testimonios de los vecinos son las piezas claves con las que cuentan las autoridades para esclarecer el enigma de la muerte del menor de edad.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí