Connect with us

Judiciales

En Normandía asesinan a expolicía en medio de un hurto

Avatar

Publicado

el

Esperando unos arreglos de su camioneta de platón, un policía retirado encontró ayer una inesperada y violenta muerte en plena bomba de servicio frente a la estación de TransMilenio Normandía. El pánico quedó sembrado en el barrio Normandía Occidental (Engativá), pues la balacera tronó en este sector de la capital.

No deje de ver: Un hombre muerto en medio de balacera en Chapinero

Una vez se supo de que el hombre asesinado era un oficial que hacía parte de la reserva activa de la Policía Nacional, los investigadores despejaron el área. Las cámaras de seguridad de la estación de servicio fueron inmediatamente verificadas y así determinaron que todo se habría dado en medio de un descarado hurto.

El hecho de muerte ocurrió en esta estación de servicio del barrio Normandía.

A plena luz del día y al frente de los trabajadores de la bomba Primax, dos sujetos en moto que al parecer pretendían robar al hombre de unos 45 años de edad, terminaron causando la tragedia de este policía, quien fue llorado por sus colegas en el lugar donde lo asesinaron sin piedad de un tiro en la cabeza.

Vea también: Tristeza por hallazgo del cadáver del patrullero Vargas

Asesinato en la bomba

Sobre la 1 de la tarde, el policía retirado estacionó su Toyota gris en la sección de ‘Lubricación’ de la bomba ubicada sobre toda la Calle 26 con Carrera 75. Allí el oficial habría durado una media hora realizando unas reparaciones a su vehículo cuando dos sujetos en moto llegaron a robarlo.

El criminal, vestido de saco blanco y pantalón negro, cele acercó sigilosamente al expolicía, quien estaba concentrado en su celular.

Se presenta un hecho desafortunado donde una persona que hacía parte de la reserva activa de la Policía fue sujeto de un hecho donde, al parecer, le iban a cometer un hurto. Se presenta un forcejeo con el delincuente y este le propina un disparo con arma de fuego a la altura de su cabeza, causándole la pérdida de su vida”, declaró ayer el coronel Julio César Salgar de la estación de Engativá.

Puede ver: Persiguieron, alcanzaron y balearon a Héider en el parque

Por su parte, los comerciantes de las afueras de la bomba se llevaron tremendo susto cuando escucharon la balacera. “Yo estaba sentado cuando empecé a escuchar los totazos, pero como ellos trabajan con carros y maquinaria no me imaginé que estuvieran matando a alguien. Ya fue que vimos una moto escapar, escuchamos los gritos y luego vimos el cuerpo del hombre”, señaló a Q’HUBO un vendedor ambulante.

El asesino y la víctima forcejearon algunos segundos.

Las autoridades declararon a este medio que al policía le habrían quitado su arma de dotación en medio del hurto. Se presume que al momento del robo, el hombre habría intentado desenfundar su arma, lo que habría ocasionado el forcejeo. Incluso, una fachada de la bomba acabó con disparos incrustados, señal de que en medio de la lucha hubo varios impactos de armas de fuego.

No deje de ver: La extraña muerte del fotógrafo Jorge Mario en Zipaquirá

Hasta el momento tenemos que hacía parte de la reserva activa, todavía estamos investigando si tenía documentos para poder tener su plena identificación. Él estaba ya retirado de la institución pero tenía otras labores independientes”, agregó el Coronel.

Finalmente el criminal escapó junto a su cómplice, que llegó en moto. El cadáver del expolicía quedó en el piso.

Las autoridades no revelaron la identidad del expolicía asesinado, pues todo entró en una cerrada investigación que liderará la Sijín. Varios investigadores y familiares del policía llegaron al sitio para despedir a su colega entre abrazos. Sus amigos se comprometieron a encontrar a los facinerosos que lo mataron.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad