Connect with us

Judiciales

Infame crimen a puñal en la Calle del Amor, por Fusagasugá

Avatar

Publicado

el

La víctima del ataque con puñal fue un joven de 23 años al que, según lo que contaron los moradores de la zona, lo mataron por robarlo.

Sobre el asfalto, a plena luz del día en una vía del municipio de Fusagasugá (Cundinamarca) quedó tendido el cuerpo sin vida de un joven de 23 años, quien minutos antes, al parecer, había sido víctima de un delincuente que sin piedad le propinó una grave lesión con arma blanca.

“Era aproximadamente la 1:30 de la tarde cuando se presentó el homicidio de este joven. Según dijo la comunidad en el lugar, la víctima fue asaltada”.

le contó un oficial a q’hubo este martes.

Sobre el crimen en Fusagasugá

De acuerdo con los primeros testimonios recolectados por las autoridades del municipio cundinamarqués, estos hechos se presentaron en el sector de Novilleros, en la vía que se conoce como la Calle del Amor y, presuntamente, se produjo en medio de un hurto.

Por esta zona de Fusagasugá, conocida como la Calle del Amor, ocurrió el crimen.

“Algunas personas manifestaron que se trató de un robo por parte de un sujeto que, al intentar robarle las pertenencias, le ocasionó una herida mortal con arma blanca a la altura del pecho”, informó la Policía de Fusagasugá.

La joven víctima del crimen

La víctima de este crimen fue identificada por las autoridades como Jonathan Pinzón (23 años) y, según algunos mensajes en las redes sociales, este joven era amante del deporte, e incluso era conocido como ‘El árbitro del barrio’.

Por el momento, mientras las autoridades buscan al asesino, los allegados a Pinzón claman por justicia y colocaron mensajes en Facebook que dicen:

“Qué pecao, era un muchacho muy juicioso, trabajaba entrenando niños con el Instituto Deportivo y Recreativo de Fusagasugá”; “Malditos asesinos, que se le haga justicia al muchacho, ninguna persona merece morir de esa manera, no saben el dolor tan grande que le causan a una madre, a un padre y a toda una familia”; “Justicia para Pinzón”.

Por su parte, la comunidad también señaló que esta zona del municipio es peligrosa.

“Esa cuadra de las fritanguerías es una olla. Yo tengo que coger la buseta que viaja para la vereda y es aterrador ver cómo venden sus cochinadas en la nariz de los policías”, dijo un vecino.

Elija a Q’HUBO Bogotá como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí

Publicidad

Recientes

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad